Homicida de Colosio lleva 27 años en la cárcel, estaría incomunicado y lejos de su familia

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) alertó que Mario Aburto Martínez, condenado por el homicidio del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio Murrieta en 1994, se encuentra incomunicado y sin atención médica, en tanto que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, se negaría a trasladarlo a un penal de Baja California, como lo solicitó la propia CNDH.

En un comunicado, el organismo de Derechos Humanos recordó que es la tercera ocasión que solicita que se traslade a Aburto Martínez al Centro de Readaptación Social “El Hongo II” de Baja California, ya que se encuentra internado lejos de su familia, en el CEFERESO Número 12 “CPS Guanajuato”.

El organismo reprochó que este martes 21, “a margen de toda justificación legal”, le fue negado el acceso al defensor de Aburto, Jesús Porfirio González Schmall, quien acudió al penal federal acompañado de un visitador adjunto de la CNDH, “con el objeto de llevar a cabo una diligencia de seguimiento de la queja interpuesta por el interno”, así como de la implementación de medidas cautelares.

Para la CNDH, el impedimento de entrevistar a Aburto Martínez “prueba que hay conductas respecto a este interno que no han cambiado desde hace 27 años, que justifican y fortalecen su queja interpuesta el pasado mes de febrero”.

“Es altamente, preocupante, para esta Comisión Nacional, el que no sólo se persiste en mantener al señor Aburto en un Reclusorio, con desatención médica y restricciones inadmisibles, lejos de un punto más cercano a su familia, sino que ahora  también se le incomunica hasta de la CNDH”, reclamó la CNDH en su comunicado: