Registran avistamiento de cocodrilos por temporal de lluvias en Nayarit

Los expertos comparten las causas de este fenómeno...

Las fuertes lluvias y las copiosas corrientes que se forman tras una tormenta suelen arrastrar o desviar a los cocodrilos durante este temporal, por lo que los especialistas en esta área, aseguran que durante estas fechas es común verlos en sitios donde regularmente no es frecuente sus avistamientos, ante ello, es importante ser prudentes y respetar su espacio.

Leslie Solís, Bióloga e Integrante de S.O.S. Cocodrilo Nayarit afirma que es común encontrar avistamiento de estos tipos, sobre todo en lugares que no son hábitats naturales:
“Esta temporada es muy común ver estos animales en lugares donde normalmente no los vemos, cómo es el mar, en algunos ríos, que quizá no era muy común el avistamiento de estos animales, algunos canales de riego o lagunas, y esto se debe particularmente porque la temporada de lluvias con las copiosas, fuertes aguas de las corrientes de los ríos, inclusive cuando abren compuertas de algunas de las presas, pues las corrientes arrastran palos y piedras, obviamente también arrastran este tipo de animales, y es por eso que a veces se llegan a ver también en el mar o en algún otro lugar”.

La especialista señala que otro fenómeno, que ha afectado el hábitat de estos reptiles es derivado de la urbanización de sus hábitats, por lo que su espacio natural o territorio se ha reducido.

“Quizá sí hemos visto un poco más de cocodrilos, que los que veíamos antes cuando éramos niños, o lo que nos platicaban nuestros abuelos, pero sí también recordamos que todas esas áreas donde nosotros estábamos, han sido, pues ahora ya hay colonias, hay carreteras, hay hoteles, hay centros comerciales, pues también tenemos que ser conscientes que los pocos espacios en dónde están, pues todos los animales que estaban distribuidos en toda esa área están ahí, no es que haya una sobrepoblación, simplemente que su espacio se redujo y que el número que estaba distribuido en toda esa zona pues solo se queda en ese pequeño espacio”, señala Leslie.

La fuerza de un cocodrilo puede ejercer 270 kg en una mordida, su velocidad en tierra y agua es impresionante para el peso de estos saurios, si usted tiene un encuentro con este reptil, sea prudente, no trate de dominarlo y dele su espacio, comuníquelo a elementos de Protección Civil.