El río Mololoa devorado por la urbanización

*"Desde hace 73 años el río Mololoa, ubicado en Nayarit, recibe aguas negras, es una cloaca a cielo abierto"...

Fotografía de Gerardo Espinoza

Desde hace 73 años el río Mololoa, ubicado en Nayarit, recibe aguas negras, es una cloaca a cielo abierto. Por él viaja agua turbia y a su paso recibe efluentes de olor intenso semejante al del huevo podrido, aunque eso no impide que sea el lugar donde confluyen garzas blancas y otras especies.

En el recorrido que realiza el río Mololoa para salir de la ciudad, hay casas con tubería que descarga en él, seguido de matorrales, frascos de glifosato (herbicida agrícola), escombro, ropa, llantas de automóviles y enormes cantidades de espuma.

Indicadores del Sistema Nacional de Información del Agua afirman la presencia de Escherichia Coli (E.Coli), Coliformes Fecales y demanda Química de Oxígeno en algunas zonas debido al tratamiento insuficiente de las aguas residuales, lo que limita el desarrollo económico de la agricultura.

La situación de la contaminación se empezó a agravar a partir de los asentamientos irregulares que llegaron a la zona del humedal después de la rectificación y encauzamiento del río Mololoa, hace 46 años.

La modificación se realizó desde el puente de San Cayetano de la carretera México a Tepic, Nayarit, que cruza el río, hasta la estación 11, ubicada en la presa El Salto, según el decreto publicado en DOF: 10/12/1975.

Puedes leer el reporte completo en el siguiente link:

El río Mololoa devorado por la urbanización