El juez Braulio Meza se dice amenazado y declara a puerta cerrada; le atribuyen 27 millones de sobornos

* No se descarta que en la trama corrupta del caso INFONAVIT estuvo la mano del ex fiscal Édgar Veytia y, posiblemente, del ex gobernador Roberto Sandoval.

Braulio Meza Ahumada, quien fuera juez de Xalisco y una de las piezas para que se materializaran miles de juicios ficticios del caso INFONAVIT, se presentó este jueves a una audiencia de formulación de imputación, donde rindió una declaración a puerta cerrada.

Una abogada particular precisó al juez de control Filiberto Rojas García que Meza Ahumada ha recibido amenazas, e incluso ella misma intimidada, por lo que la declaración debía rendirse sin público en la sala 5 de juicios orales.

Durante aproximadamente hora y media dos policías estatales permanecieron afuera de la sala, evitando el acercamiento de toda persona.

Al reanudarse la audiencia en la causa 809/2019, Rojas García precisó que la declaración del imputado quedará en resguardo tres meses; es decir, por separado de la audiencia pública.

Cuando más tarde se anunció el pedido de medidas cautelares, la defensa no se opuso a la propuesta de la Fiscalía, por lo que, sin haber debate, concedió el juez de control: Braulio Meza enfrentará el juicio en libertad, deberá presentarse a firmar cada 15 días, se le prohíbe salir del estado y en caso de contar con pasaporte y visa deberá entregarlos, además de garantizar un millón de pesos en los siguientes ocho días hábiles.

Lo anterior ha hecho deducir que Meza Ahumada habría aportado información valiosa a la investigación, y que impactaría en otros personajes, especialmente en el ex magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Pedro Antonio Enríquez Soto, actualmente vinculado a proceso y con medida cautelar de firma periódica.

La versión del juez suspendido podría desencadenar futuras audiencias.

La Fiscalía intentaría acreditar si en la trama corrupta participaron más magistrados, y si, como se habla extraoficialmente, estuvieron involucrados el ex fiscal Édgar Veytia, preso en Estados Unidos por narcotráfico, y el ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda.

Hoy para nadie es desconocido el dominio de Veytia en muchos personajes del Poder Judicial.

De acuerdo con datos revelados por la agencia del Ministerio Público, Braulio Meza habría recibido sobornos por 26 millones 700 mil pesos, contabilizados hasta el momento puesto que la investigación sigue, sin embargo él ha reconocido una cantidad menor, fue citado.

Se explicó cómo los expedientes 567/2014, 69/2014, 576/2014, 85/2015, y 89/2015, todos del Juzgado de Xalisco, fueron utilizados para simular juicios a nombre de miles de acreditados del INFONAVIT, que perdieron sus casas. Por cierto, se hacía aparentar que todos vivían en calle Antares 49 del fraccionamiento Puerta del Sol, aunque radican en varios estados del país.

Producto del problema que hoy se enfrenta, por el cúmulo de amparos que llegan, la jueza de Xalisco Adriana Iliana Ibarra Ayala presentó una denuncia por separado.

Durante el anuncio de datos para que Meza Ahumada sea vinculado a proceso, también fue señalado que éste rindió información falsa a juzgados de Distrito, además de consentir que empleados del despacho Rosales Badillo tomaran decisiones respecto a esos informes.

Aquí, conviene señalar que la Fiscalía General de la República (FGR) podría llevar a juicio a varios implicados por esos informes falsos.

En el mismo sentido se explicó que un abogado de nombre Saulo, relacionado con el despacho externo y ya vinculado a proceso, señaló que Braulio tuvo una mayor participación que el entonces juez de Compostela Mario Alberto Cervera López, y que en una ocasión él le entregó un millón de pesos.

El auto de vinculación a proceso de Meza Ahumada se anunciará la próxima semana.

Por lo pronto, se esperan reacciones tras su declaración privada.

Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com