Madre asegura que hackearon teléfonos de ella y su hija para imitar sus voces y simular secuestro

• Autoridades de Jalisco y Nayarit investigan el extraño suceso, que confirmaría el uso de alta tecnología en los "secuestros express".

Tepic.- Un nuevo giro a la historia de una joven que fue reportada como desaparecida por su madre en Facebook y quien más tarde estuvo bajo sospecha de haber sido secuestrada, podría revelar una sofisticada forma de operar por parte de los extorsionadores telefónicos para engañar a sus víctimas.

Sujely, de 22 años, finalmente fue encontrada por su madre Karina sana y salva en Mazamitla, lugar donde había asistido a una boda y donde realmente nunca estuvo en peligro.

¿Qué sucedió entonces? La madre de la joven asegura que los teléfonos celulares de ella y su hija, así como el teléfono de su casa, les fueron hackeados e intervenidos.

Karina dice que ella recibió mensajes de audio imitando la voz de su hija y que a su vez Sujely recibió también mensajes de audio donde fingieron la voz de su madre. Asegura que amigos de su hija también recibieron mensajes de audio falsos.

Más tarde el teléfono de la joven Sujely dejó de funcionar y fue cuando al pasar de las horas la madre se alarmó y publicó un mensaje en Facebook reportando a su hija como desparecida.

Sin embargo, un día después ella narra que recibió una llamada de extorsionadores exigiéndole una suma de dinero a cambio de entregarle a su hija.

Karina había dado permiso a Anahí de ir a una boda a Mazamitla con una familia de allá, por lo que se dirigió a ese lugar del estado de Jalisco y puso la denuncia a las autoridades locales, quien en todo momento la apoyaron.

Sujely fue encontrada con la familia que visitaba y ella desconocía la situación, así como las horas de angustia vividas por Karina, pues los mensajes recibidos donde imitaban la voz de su madre decían que todo estaba bien.

“Aclaro que nosotras no somos de dinero somos gente humilde y trabajadora”, precisó Karina en entrevista con NTV.

Las autoridades tanto de Jalisco como de Nayarit investigan este extraño suceso que confirmaría nuevas técnicas en los llamados “secuestros express” donde se utilizaría alta tecnología para intervenir teléfonos e imitar voces.