Revelan que Édgar Veytia amenazó y extorsionó a ex director de CONAGUA

Hugo Villagrán denuncia que también fue víctima del poderoso ex funcionario, ahora preso en Estados Unidos.

Tepic.- El juicio que se sigue al ex director de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), Hugo Villagrán Bernal, por probables delitos cometidos en agravio del ex presidente municipal de Huajicori Saúl Sánchez Rivera, ha tomado un curso novedoso.

El propio ex alcalde, que en febrero del 2018 denunció haber entregado en el 2016, bajo presión extrema de Veytia, que lo privó de la libertad, un millón y medio de pesos, solicitó el jueves 14 que esto ya terminara y “tuviera un buen fin, un buen arreglo para las dos partes.”

Sánchez Rivera, quien fue presidente municipal de 2011 a 2014, habló del desgaste emocional, familiar, que ha significado el hecho de haber estado a merced del entonces fiscal: “casi te cacheteaba (…), hacía y deshacía”, exigiéndole que la obra pública  de Huajicori cayera a sus empresas.

Repitió que desea “llegar a un acuerdo, un buen final.”

La audiencia en el número de expediente 324/2018, que dirigió el juez de control José Manuel González Zepeda, a propósito del amparo que un Tribunal Colegiado concedió a Villagrán, motivó que éste hiciera uso de la palabra.

Visiblemente emocionado, levantando la voz y por momentos llorando, el ex director de la CONAGUA se dijo acosado: “tengo más de un año sufriendo una persecución que ya no puedo con ella. ¡Yo no hice nada!”

Como es del dominio público, la historia inicialmente ventilada describe que en enero del 2014, Villagrán anunció a Sánchez diversas obras en Huajicori, con la condición de que adelantara el 50 por ciento a las empresas constructoras, provocando la intervención de Veytia, ahora preso en Estados Unidos por narcotráfico.

Respecto a ello, el pasado jueves Hugo Villagrán señaló que existe un marco legal que lo imposibilitaba a destinar recursos a municipios:

“Yo jamás lo coaccioné (…), no conozco de leyes porque soy constructor, pero veo esta carpeta –de investigación- y es lo mismo y lo mismo (…), me están destruyendo. ¡Yo fui víctima, yo estuve secuestrado por el fiscal Veytia. Tengo mucho miedo! (…), no tienen nada contra mi. No le debo nada a nadie, pero a veces digo que ‘¡vámonos a juicio de una vez para decir sí, sí, sí!’”

La versión del imputado seguramente era escuchada más allá de la sala 3 de juicios orales. Lloraba:

“No me han encontrado nada, pero ya no aguanto, no sé qué hacer. ¿Cómo llego a mi casa, con mis hijos?, en mi vida jamás había tenido ni una infracción (…), ya estoy en la calle, no tengo ni un peso.”

La referencia de que Villagrán fue víctima de delitos a manos del ex fiscal motivó que el juez diera vista al agente del Ministerio Público presente en la sala, para la correspondiente investigación.

Posteriormente, el ex director de la CONAGUA recordó que meses adelante del 2014 realizó tratos personales con el mismo Saúl Sánchez, respecto a dos casas construidas por él: “¿cómo voy a extorsionar a alguien y después me contrata?; yo no hice nada.”

Para la defensa particular, Villagrán jamás cometió amenaza ni extorsión, sino que todo lo hizo el entonces fiscal: “era difícil hasta verlo a los ojos, porque se podía enojar.”

Además, se indicó que ya están concluidas las obras, en diversos poblados de Huajicori, relacionadas con este asunto.

El defensor insistió que su cliente fue amenazado por Édgar Veytia, “y también le quitó su dinero, aquí hay dos víctimas”, por lo que pidió no se le vinculara a proceso, situación con la que no estuvo de acuerdo la agencia ministerial.

En cumplimiento del amparo, el juez dictó vinculación a proceso por el delito de amenazas graves por lo ocurrido en el 2014, y por extorsión, respecto a lo sucedido en el 2016, cuando Sánchez Rivera fue privado de la libertad por órdenes de Veytia e hizo entrega del millón y medio de pesos, por cierto, con base en préstamos de familiares y conocidos, indicados en el expediente.

La defensa estaría por presentar un recurso en el que reclamaría incumplimiento al fallo protector.

Como quiera verse, el asunto parece encaminado a favor del imputado, por la voluntad de Sánchez Rivera para que todo termine.

 

Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com