“Perdóname hija, porque no trabajé lo suficiente para pagar tu rescate”

• El cuerpo de la joven Itzel fue encontrado en un paraje, después de estar secuestrada durante un mes; su madre no logró pagar el rescate.

Veracruz.- “Perdóname hija porque no trabajé lo suficiente para poder pagar tu rescate y te dieron muerte”, lamentó Gabriela Mar Betancourt, madre de la joven Itzel, encontrada muerta, asesinada a puñaladas, en un camino de tercería de la comunidad El Águila, en la región huasteca, del norte del estado de Veracruz.

El calvario para su familia empezó el 8 de noviembre de este 2018, cuando sujetos armados privaron de la vida a la chica cuando salía de ejercitarse de un gimnasio, ubicado en el municipio de Tancoco, cerca de Naranjos en la región de Tuxpan y se dirigía a recoger a su hijo al jardín de niños.

Desde entonces, su madre, dueña de una ferretera llamada “Materiales Chinampa”, empezó su búsqueda pidiendo la ayuda de sus amigos, por medio de redes sociales; sin embargo, los captores se comunicaron con ella para pedirle una suma de dinero a cambio de dejarla en libertad.

Por más de un mes hubo negociaciones entre la familia y los delincuentes, hasta el sábado por la mañana, cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado encontraron el cuerpo de la muchacha.

El cuerpo estaba amarrado de pies y manos con cintas, tenía varias puñaladas, yacía en un charco de sangre, por lo que presumen, tenía poco tiempo que la acababan de asesinar.

Checa el artículo completo aquí