Luis Urías, de jugar en Tepic con los Diablos Rojos, a ser beisbolista de Grandes Ligas

• El joven segunda base originario de Magdalena, Sonora, y quien fue campeón de la extinta Liga del Noroeste en Nayarit, debutó el martes 28 de agosto en el béisbol de las mayores con los Padres de San Diego.

Luis Urías, a la izquierda, resguardando el campo corto con los Diablos Rojos de Tepic, en la final de la Liga del Noroeste 2013-2014, a la derecha, tomando turno al bat con los Padres de San Diego el martes 28 de agosto.

Martes 28 de agosto del 2018, será la fecha que nunca olvidará el joven beisbolista Luis Urías, ya que fue su debut en el béisbol de las Grandes Ligas de Estados Unidos con el equipo Padres de San Diego.

En su primer partido en las mayores, el novel segunda base presumió su tremenda habilidad defensiva para retirar al primer bateador del equipo rival. Mitch Haniger bateó un rodado a la intermedia, Urías se lanzó al pasto para atrapar la bola, se levantó, giró el cuerpo y lanzó hacia primera base para sacar el out, jugada que impresionó al público en el Petco Park de San Diego.

A la ofensiva el sonorense se fue de 3-0 con una base por bolas en la sexta entrada; conectar de hit esa noche iba a ser difícil, teniendo en cuenta que el pitcher rival era ni más ni menos que Félix Hernández, el venezolano ganador del premio Cy Young.

Antes de saltar al terreno de juego, fue acompañado por sus padres, quienes orgullosos lo vieron desde la tribuna; también fue arropado por otro mexicano que juega con San Diego, el tercera base Christian Villanueva, quien ha sido una revelación este año.

Práctica de bateo de Urías antes del encuentro ante Marineros de Seattle. (Foto: Padres de San Diego)

Su primera jugada en Grandes Ligas

En Nayarit fue campeón

No hace mucho, Urías, originario de Magdalena de Kino, Sonora, mostraba destellos de su talento y habilidad en la ya extinta Liga de Béisbol del Noroeste en Nayarit, con los Diablos Rojos de Tepic.

A sus 16 años, siendo un novato adolescente, fue parte del roster del conjunto escarlata en las temporada 2013-2014 y 2014-2015, proclamándose campeón en el 2014 al ganar la serie final ante los Leones de Tecuala, a quienes vencieron en seis juegos.

En el partido donde Tepic se consagró monarca de la pelota invernal en Nayarit, Urías remolcó par de anotaciones con sencillo y elevado de sacrificio; aquel encuentro culminó con pizarra de 15 carreras a 2.

Durante esa campaña, compartió equipo junto a su hermano mayor Ramón Urías, quien actualmente juega con los Memphis Redbirds de la Liga de la Costa del Pacífico, nivel AAA, el anterior a las Grandes Ligas.

Fueron pues, dos años en los que Luis Urías derrochó su capacidad en los diamantes nayaritas, llamando la atención de la fanaticada beisbolera y aportando para la causa de su novena, que tuvo buenos resultados con él resguardando las paradas cortas.

Luis, se une a otros mexicanos que han arribado a la Gran Carpa habiendo tenido sus primeros pasos en la Liga del Noroeste de Nayarit: Joakim Soria, pitcher relevista de los Cerveceros de Milwaukee y quien tiene el récord de salvamentos para un mexicano en el mejor béisbol del mundo, y Víctor Arano, joven lanzador veracruzano que juega para los Filil de Filadelfia. Tanto Soria como Arano jugaron en el mismo equipo de Urías, Diablos Rojos de Tepic.

El sonorense y ex Diablo Rojo de Tepic, salta al diamante para debutar en el mejor béisbol del planeta; detrás de él, Eric Hosmer, el estelar primera base de San Diego. (Foto: Padres de San Diego)

Una carrera prometedora

Antes de formar parte del roster de los Padres de San Diego, acumuló destacas números en la sucursal de los frailes en las Ligas Menores, los Chihuahuas de El Paso; bateó para promedio de .296, con ocho jonrones, 45 carreras impulsadas, 83 anotadas, y 67 bases por bolas en 120 partidos disputados en este año.

En su carrera en las menores, acumula un porcentaje de .306, con 17 jonrones, 18 triples, 87 dobles, 35 bases robadas, 169 carreras impulsadas y 301 anotadas en 467 compromisos.

Respecto a los reconocimientos recibidos, ha sido parte del juego de estrellas de las Ligas Menores en 2016, 2017 y 2018; seleccionado en abril del 2017 como el jugador de la semana; Novato del Año y Jugador Más Valioso de la Liga de California en 2016 con Lake Elsinore, y es considerado como el cuarto mejor prospecto en toda la organización de los Padres de San Diego.

A dejar huella

A falta de un mes para que termine la temporada 2018 de las Grandes Ligas, es probable que los Padres de San Diego, equipo que ya no tiene aspiraciones de avanzar a los play offs, considere darle varias oportunidades a Luis Urías para que comience a probar el máximo nivel.

El mexicano, deberá aprovechar estas chances para arribar al 2019 con oportunidades de comenzar el año en el roster de 25 peloteros de los Padres de San Diego, y establecerse en el mejor béisbol del planeta, el cual ha visto disminuir la cantidad de beisbolistas mexicanos en años recientes.

Su versatilidad, su habilidad defensiva, su buen bateo y su juventud, son herramientas que deberá aprovechar para ser consistente en un equipo que apuesta a sus prospectos para llevar a buen rumbo la reconstrucción de la organización.

Portando el número 9 en su franela, Urías toma su turno al bat contra Félix Hernández, lanzador de Seattle y quien ha sido ganador del premio Cy Young. (Foto: Padres de San Diego)