Layín tiene orden de aprehensión por mañosa venta de aeropista en San Blas

Le achacan el probable mal uso de al menos 12 millones de pesos; tramitó un amparo y un Juzgado de Distrito le concedió una suspensión definitiva que evita la captura

Tepic.- Hilario Ramírez Villanueva, alias “Layín”, ex presidente municipal de San Blas y ex candidato al Gobierno del Estado, es un prófugo de la justicia puesto que se le ha girado una orden de aprehensión.

Sin embargo, la semana pasada obtuvo del Juzgado Tercero de Distrito de Amparo Penal una suspensión definitiva, lo que podría permitirle en los próximos días presentarse a una audiencia de formulación de imputación, pero sin ser detenido.

A partir del mes de marzo, Ramírez Villanueva ha presentado varios juicios de amparo para evitar un madruguete, luego de conocerse que la Auditoría Superior del Estado de Nayarit (ASEN) denunció ante la Fiscalía General del Estado (FGE) graves irregularidades durante la venta de la aeropista de San Blas cuyos terrenos tendrían valor de al menos 30 millones de pesos, sin embargo se tasaron en 12 millones pero no se encontró registro de que el dinero hubiera ingresado a las arcas municipales.

En una conferencia de prensa efectuada el 12 de marzo por parte del diputado Leopoldo Domínguez y el encargado de la ASEN, Héctor Benítez, se informó que aparentemente se emitió un cheque de Banamex por 12 millones de pesos, pero al realizarse una auditoría no se encontró registro del dinero.

El reciente cuatro de julio, el Juzgado Tercero de Distrito reveló el número de amparo 801/2018 a nombre del ex alcalde, quien reclamó “las órdenes de aprehensión y/o detención y su ejecución”, lo que motivó que distintas autoridades como un juez de control, comandancias de policías y otras instancias de la Fiscalía General remitieran informes al Juzgado de Distrito para precisar la existencia de la referida orden de captura. Y esta vez Layín atinó: sí es buscado por la justicia.

El jueves 12, el citado órgano del Poder Judicial Federal reveló, luego de celebrar un día antes la audiencia incidental, que ha concedido la suspensión definitiva al quejoso, con base en los referidos informes y la certeza de que existe la orden de aprehensión.

“Se concede la suspensión definitiva”, se anunció de manera escueta en un acuerdo.

A pesar de que Hilario Ramírez consiguió la aprobación por parte del Cabildo para concretar la mañosa venta, no se descarta que de ello hayan tenido conocimiento ex altos funcionarios del Gobierno del Estado, como el ex fiscal Édgar Veytia o el ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda.

Si el ex presidente municipal de San Blas decide no comparecer al juicio, perdería la suspensión definitiva pero le apostaría a que el Juzgado de Distrito resuelva su amparo de fondo. Para ello, la audiencia constitucional fue fijada el próximo dos de agosto.

Layín es un personaje que reiteradamente ha desafiado investigaciones en su contra: no sólo ha sido la aceptación pública de que robó “poquito”, sino el derroche de dinero en grandes fiestas que obligan a cuestionar el origen de esos recursos, o la burla cometida a una muchacha al levantarle el vestido mientras bailaban.

Ahora se está cerca, finalmente, de que enfrente acciones de la justicia.

 

 

Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com