Mamá y bebé fueron quemadas vivas por joven veterinario, precisan en audiencia

• Da inicio el juicio contra Francisco Javier como probable responsable de feminicidio; se reservó el derecho de emitir declaración sobre los cargos.

El imputado, cuando fue detenido entre los límites de Nayarit huyendo en un autobús de la línea Elite.

Tepic.- Este sábado compareció ante un juez de oralidad, el sujeto que el miércoles 25 presuntamente mató a una adolescente de 17 años y a su pequeña hija de siete meses, prendiéndoles fuego en el patio de una casa en la cabecera municipal de Compostela.

Identificado como Francisco Javier, el individuo, de más de 20 años, se reservó el derecho de emitir declaración y, por el contrario, solicitó la ampliación del término constitucional, por lo que la audiencia de auto de vinculación a proceso se resolverá la próxima semana.

El expediente abierto es el 579/2018 como probable responsable de feminicidio.

Francisco Javier fue puesto a disposición del juez Guillermo Agustín Romero Ríos mediante una orden de aprehensión.

La defensa particular solicitó que hasta la audiencia de vinculación a proceso se revelen los datos con que cuenta la Fiscalía General del Estado (FGE); por ello no trascendieron mayores detalles de los hechos.

Sin embargo, previamente, durante la formulación de imputación, una agente del Ministerio Público explicó a groso modo que el pasado miércoles, entre las 10:30 de la mañana y una del mediodía, en una casa de la calle Juárez, Francisco Javier atacó a la joven madre y a su hija, y luego, vivas, las llevó al patio de la finca, les echó gasolina en sus cuerpos y les prendió fuego, matándolas.

La agente ministerial insistió que la muerte de ambas se produjo por quemaduras, además de revelarse la versión de una persona, a quien el hoy imputado le habría dicho: “¡yo la maté, por puta, no sé qué me pasó!”.

Llevando puesta una sudadera color rojo, el detenido contestó con un “sí”, cuando el juez le preguntó si entendía los cargos que pesan en su contra.

Minutos antes de esa audiencia, se efectuó otra, dentro del expediente 578/2018, en que a Francisco Javier se le imputa un delito contra la salud.

Ello en razón de que el citado miércoles, agentes de la Policía Federal lo detuvieron a las 10:33 de la noche, a la altura de Acaponeta, mientras se encontraba a bordo de un autobús de la empresa Elite que circulaba en dirección al norte del país. Se deduce que pretendía huir después de los hechos ocurridos en Compostela.

Según el informe de la Policía Federal, el conductor del autobús solicitó ayuda porque un pasajero iba escandalizando, el cual, una vez que le pidieron identificarse, se le cayó de una bolsa del pantalón un envoltorio que contenía droga tipo cristal.

Es decir, se argumentó la detención en flagrancia por delito contra la salud, y mientras tanto se giró orden de aprehensión por feminicidio.

En el primero de los casos se produjo un agotador debate entre la defensa y la agencia ministerial; al final, la jueza Amalia Martínez calificó de legal la detención. Fue en esta audiencia donde varias veces se mencionó que el muchacho es estudiante de la carrera de Veterinaria, aunque después trascendió que ya habría egresado.

Francisco Javier permanece recluido en la penal de Tepic, resuelta la medida cautelar de prisión preventiva.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com