Manglares nayaritas en riesgo por el abandono de las autoridades señala reportaje

0

De realizarse en el pasado reciente cientos de acciones de inspección y vigilancia de parte de la Profepa a la actividad acuícola de las granjas camaroneras asentadas en gran parte en Nayarit, a partir del 2018 estas cayeron presuntamente por recortes al presupuesto y de personal, “De 56 verificaciones en  2019 pasaron a 13 en 2021. Profepa precisó que en el 2022, el último año con datos, no hubo inspecciones”, revela un reportaje publicado por IPS.

Según esta publicación, la proliferación de granujas camaronícolas en las costas de Nayarit, Sinaloa y Sonora, han significado una impacto negativo en el entorno ya que en la mayoría de los casos derriban cientos de hectáreas de manglares para edificar las instalaciones, muchas de estas acciones se hacen sin permisos ni estudios, lo que afecta al ciclo ecológico del entorno.

AnuncioSanta Martha Bungalows

De acuerdo a los datos proporcionados por Profepa, de las inspecciones a estas granujas, encontraron que en 904 casos, lo que representa el 77% de lo inspeccionado, no cuentan con permisos de la Semarnat para operar, es decir, son ilegales.

“Sinaloa y Nayarit encabezaron el registro de funcionamientos ilícitos con 492 y 384 casos, respectivamente. En 912 expedientes”, cita el medio.

“En San Blas, un estudio, publicado en 2021 por cuatro especialistas de las universidades de Guadalajara y Autónoma de Nayarit, halló un aumento de las áreas de camaronicultura de 4,3 % y una reducción de la cobertura de manglar de 4,7 % entre 2000 y 2019”.

Al menos, señalan, 200 granjas se instalaron recientemente en la zona decretada como reserva de la biósfera “Marismas Nacionales” que comprende a los estados de Sinaloa y Nayarit, en este último estado operan 150 de ellas.

“En Sinaloa y Sonora, el crecimiento ha sido sobre manglar, como en San Blas. Han tirado selva baja para instalar granjas. La pregunta es cómo lo han permitido las autoridades”, según dijo a IPS Ernesto Bolado, director de SuMar-Voces por la Naturaleza.

El Atlas de naturaleza y sociedad, elaborado por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, muestra en puntos rojos el impacto de las actividades humanas, incluyendo la camaronicultura, en un estero en San Blas. Manchas verdes rodean cuadros oscuros, indicador de la remoción del manglar.

“Entre 2015 y 2020, Sinaloa perdió 5258 hectáreas de manglares, Baja California Sur, 1068 y Nayarit 247”, detalla el reportaje.

Aparte de la contaminación que genera la operación de estas granjas y que afecta al entorno y el ciclo natural acu8ìcola, se suma la deforestación del manglar, en ocasiones irrecuperable, según activistas y defensores del medio ambiente.

La Nasa estadounidense identificó la expansión de cultivos de camarón dentro de la Reserva de la Biósfera de Marismas Nacionales, en rojo, de 2010 a 2015. Imagen: Nasa

 

Puedes consultar el reportaje completo en el siguiente LINK