Por irse de vacaciones abandonó a su bebé que falleció de hambre y deshidratación

* La mujer fue sentenciada a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

0

Kristel Candelario, una ciudadana ecuatoriana de 31 años, ha sido sentenciada a cadena perpetua por un juez de Ohio, Estados Unidos, tras ser hallada culpable de la muerte de su hija de 16 meses. La pequeña Jailyn falleció debido a hambre y deshidratación severa después de que Candelario la abandonara por al menos 10 días para irse de vacaciones a Detroit, Puerto Rico y Michigan1.

El caso ha conmocionado a la opinión pública por la naturaleza trágica de la negligencia. Durante la audiencia, se presentaron pruebas impactantes, incluyendo las últimas grabaciones de llanto de la bebé y la llamada “frantic” al 911 realizada por Candelario después de abandonar a la menor por más de 10 días.

AnuncioSanta Martha Bungalows

El juez Brendan Sheehan, al dictar la sentencia, comparó el encierro de la niña hasta su muerte con la vida en prisión que ahora enfrentará Candelario, señalando que, a diferencia de su hija, ella al menos recibirá alimentos y líquidos en la cárcel1.

Los abuelos de la víctima estuvieron presentes durante la audiencia y pidieron que no se “satanizara” a la madre, argumentando que “todos han pecado ante Dios”. Por su parte, Kristel Candelario expresó su arrepentimiento y tristeza por la muerte de su hija, afirmando que pide perdón a Dios y a su hija todos los días.