Conmueve en redes la historia de José Armando, el niño que dejó de luchar contra el cáncer

* Ya no quiso recibir quimioterapias y le pidió a su mamá respetar dicha decisión, pero antes de irse, está cumpliendo sus sueños: una gran fiesta de cumpleaños e ir a un partido del Cruz Azul.

0

José Armando es un niño de 14 años que vive en Xalapa, Veracruz, y que desde los 5 años ha padecido leucemia, un tipo de cáncer que afecta la sangre. A lo largo de su vida, ha recibido más de 120 quimioterapias, pero en octubre del 2023, el cáncer regresó con más fuerza y se extendió a otros órganos.

Ante esta situación, José Armando tomó una difícil decisión: dejar de recibir el tratamiento y disfrutar de lo que le queda de vida. Su madre, María de los Ángeles, respetó su voluntad y lo apoyó en todo momento. “Él me dijo: ‘mamá, ya no quiero más quimioterapias, ya no quiero más dolor, quiero divertirme, quiero ser feliz’”, contó la mujer.

AnuncioSanta Martha Bungalows

Uno de los sueños de José Armando era tener una fiesta de cumpleaños en grande, con globos, pastel, música y regalos. Gracias a la solidaridad de sus vecinos, familiares y amigos, el pasado sábado 24 de febrero, el niño pudo celebrar su fiesta, que tuvo como temática principal a su equipo favorito: el Cruz Azul.

José Armando es un fiel seguidor de la Máquina Celeste, y otro de sus sueños es conocer a los jugadores y ver un partido en vivo. Su historia llegó a oídos del club, que no dudó en contactarlo y ofrecerle una sorpresa. A través de las redes sociales, el Cruz Azul le envió un mensaje de aliento y le prometió que cumpliría su sueño. “Hola José Armando, somos el Cruz Azul y queremos decirte que estamos contigo, que te admiramos por tu valentía y tu amor por la vida. Queremos que sepas que eres parte de nuestra familia y que pronto te vamos a dar una gran sorpresa. Te mandamos un abrazo muy fuerte y te esperamos pronto para que nos acompañes a ver un partido. ¡Fuerza, campeón!”.

La noticia se viralizó en las redes sociales y generó muestras de apoyo y cariño para José Armando, que se encuentra en cuidados paliativos en su casa. El niño agradeció el gesto del Cruz Azul y dijo que estaba muy emocionado por conocer a sus ídolos. “Gracias, Cruz Azul, por cumplir mi sueño. Los quiero mucho y los voy a apoyar siempre. Son los mejores”, expresó.