Ney no tuvo llena: ahora buscan 346 millones

* Ex gobernador interpuso revisión respecto a proceso en que se le atribuyen delitos de tráfico de influencias, asociación delictuosa, delitos cometidos en la administración de justicia, y fraude específico.

El ex gobernador Ney González Sánchez (2005-2011) presentó un recurso de revisión en contra de una sentencia del Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo Penal en Tepic que hace unas semanas le negó la protección de la justicia federal, según fue informado por este reportero.

Se trata de la orden de aprehensión que le giró un juez de Control por su probable relación con los delitos de tráfico de influencias, asociación delictuosa, delitos cometidos en la administración de justicia, y fraude específico, puesto que, según la

AnuncioSanta Martha Bungalows

Fiscalía General del Estado (FGE), en el año 2014 habría influido en funcionarios del Poder Judicial del Estado para que fuera liberado el empresario Héctor Cárdenas Curiel, identificado como su socio o, en ocasiones, un prestanombres.

La semana pasada, el Juzgado Cuarto de Distrito recibió la solicitud de revisión, por lo que el expediente será remitido para su estudio a un Tribunal Colegiado.

Se deduce que otro recurso de revisión se presentará en próximos días luego de que también se le negó amparo respecto a los probables delitos de ejercicio indebido de funciones, asociación delictuosa, administración fraudulenta y falsificación de documentos en general, a propósito de la truculenta venta a través del Fideicomiso Bahía de Banderas (FIBBA) de grandes extensiones de terreno en Punta Raza I y Punta Raza II, ubicados en el ejido La Peñita de Jaltemba, municipio de Compostela, y que fueron a parar a manos del citado Héctor Cárdenas Curiel.

De acuerdo con la resolución consultada, tal y como se informó en este espacio, Punta Raza I y Punta Raza 2 fueron vendidos, en conjunto, en 346 millones de pesos, sin embargo se asegura que se utilizó un avalúo que ya no tenía vigencia y que el valor real debió ser de dos mil 407 millones 73 mil 650 pesos; es decir, una diferencia de más de dos mil millones de pesos.

Pero la investigación sobre los negocios de Ney González y Héctor Cárdenas continúa más allá de las órdenes de aprehensión.

Desde hace tiempo se ha dado seguimiento a si realmente ingresaron a las arcas públicas los citados 346 millones de pesos, para lo cual se ha solicitado información a instituciones bancarias, y todo haría conducir a una posible maquinación para simular el pago.

Si lo anterior se confirma, seguro generaría nuevos expedientes con órdenes de aprehensión.

 

 

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com