FOTOS: Ballenatos pierden la vida quizá por ignorancia de los turistas

0

El pasado fin de semana, fueron encontradas dos crías de ballenas jorobadas sin vida en playas nayaritas.

Según biólogos marinos, estas dos crías nacieron frente a las costas de Nayarit, en aguas territoriales, por lo que eran mexicanas y nayaritas por añadidura.

AnuncioSanta Martha Bungalows

La historia comenzó con el hallazgo de la primera cría sin vida el 14 de enero en la Marina Riviera Nayarit en La Cruz de Huanacaxtle, se trataba de un macho de unos pocos días de nacido.

Ese mismo día se reportó otro varamiento, este por el área del campamento Tortuguero de Hotel Vidanta, sin embargo cuando llegaron los expertos, gente de buena voluntad había regresado al ballenato al mar: “la cría se encontraba sin la presencia de la mamá”, destacan los expertos.

Comenzaron a buscar al ballenato y a su mamá pero fue infructuoso, toda la noche estuvieron observando el mar para ver si los detectaban y no fue sino hasta el siguiente día, el lunes 15 cuando supieron del varamiento de otra cría, esta vez una hembra encontrada frente al complejo Paradise Village en Nuevo Nayarit ya sin vida.

Tanto el grupo GRIMMA con el de Biólogos marinos, coinciden en señalar que en ambos casos, si la mamá los había abandonado, las dos ballenas bebés estaban condenadas, el haber regresado a una de ellas al mar, lo único que hizo fue prolongarle la agonía pues ambas estarían destinadas a fallecer sin la presencia de la madre.

El problema es que, el abandono puede deberse a muchos factores: enfermedades, muerte de la madre, pero también al asedio de embarcaciones a los lugares donde habitan: “Lo que sí es un hecho es que la cercanía y cantidad alta de embarcaciones a las ballenas puede hacer que los grupos se separen y en grupos tan frágiles como las madres con cría, puede suceder que haya tanto hostigamiento que la cría y la mamá de separen y el ballenato de muera” explica un experto de GRIMMA.

La organización de biólogos marinos hace un especial énfasis en que, los candidatos a ir a observar a las ballenas, lo haga por medios seguros y a través de las organizaciones debidamente autorizadas para no poner en riesgo a estos visitantes que acuden a las cálidas aguas del Pacífico a dar a luz a sus crías.

Por lo pronto, todavía esperan los resultados de la necropsia para determinar las causas del fallecimiento de los dos ballenatos.

Para conocer más sobre este tema puedes consultar las páginas de GRIMMA y Biólogos Marinos Org en Facebook