Esto es lo que pasa por tu mente justo después de fallecer

0

Qué pasa después de fallecer ha sido siempre un misterio para la humanidad, científicamente no se conoce de alguien que haya regresado del “más allá” y revele qué hay allá, pero algunas personas han tenido experiencias cercanas a la muerte como son los paros cardiacos y otros accidentes que, tras haber perdido los signos vitales, logran ser reaniamados y platican sus experiencias.

Estas personas que se puede decir volvieron de la muerte, han coincidido en sus relatos, que ven pasar su vida ante sus ojos en cuestión de segundos, lo cual, pese a las coincidencias con otras personas que vivieron lo mismo, no había podido ser comprobado. Hasta ahora.

AnuncioSanta Martha Bungalows

“La vida pasa ante tus ojos antes de morir”, era la coincidencia de muchas experiencias cercanas a la muerte, que no había podido ser comprobada hasta que, por accidente, una persona falleció conectada a un encefalograma que reveló lo que le pasa el cerebro después de perder la vida.

Todo comenzó, según un estudio que se publicó en la revista Frontiers in Aging Neuroscience, cuando un paciente de 87 años enfermo de epilepsia, acudió al hospital de la Universidad de Tartu, en Estonia, para que le realizaran un estudio por su enfermedad y con ello poder ajustar el tratamiento, pero, durante la prueba, el paciente sufrió un infarto y murió, de forma que sus últimas señales cerebrales quedaron grabadas.

“Medimos 900 segundos de actividad cerebral alrededor del momento de la muerte y establecimos un enfoque específico para investigar qué sucedió en los 30 segundos antes y después de que el corazón dejara de latir”, explica el Dr. Ajmal Zemmar, neurocirujano de la Universidad de Louisville, en Estados Unidos.

“Justo antes y después de que el corazón dejara de funcionar, vimos cambios en una banda específica de oscilaciones neuronales, las llamadas oscilaciones gamma, pero también en otras, como las oscilaciones delta, theta, alfa y beta”, afirma.

Estas ondas cerebrales son patrones de actividad cerebral, y estas oscilaciones se producen en relación con funciones cognitivas, como la concentración, el sueño, la meditación, la recuperación de la memoria, el procesamiento de la información y la percepción consciente, pero también a las asociadas con los recuerdos, explica.

“A través de la generación de oscilaciones involucradas en la recuperación de la memoria, el cerebro puede estar reproduciendo un último recuerdo de eventos importantes de la vida justo antes de morir, similar a los reportados en las experiencias cercanas a la muerte”, sugiere Zemmar.

“Estos hallazgos desafían nuestra comprensión de cuándo termina exactamente la vida y generan importantes preguntas posteriores, como las relacionadas con la donación de órganos”.

“Como neurocirujano, a veces me enfrento a pérdidas. Es indescriptiblemente difícil dar la noticia de la muerte a familiares angustiados”, asegura el médico. “Algo que podemos aprender de esta investigación es que, aunque nuestros seres queridos tienen los ojos cerrados y están listos para dejarnos descansar, sus cerebros pueden estar reproduciendo algunos de los mejores momentos que vivieron en sus vidas”.