Se disparan los precios en Acapulco luego del paso del huracán Otis

*El agua se vende entre 30 y 90 pesos dependiendo el tamaño, un pan en 30 y un taco al pastor en 50 pesos

0

Se disparan los precios en Acapulco, luego de la catástrofe que dejó el paso del huracán Otis, un producto básico como el agua, se vende en las calles entre 30 y 90 pesos dependiendo el tamaño, un pan en 30 y un taco al pastor en 50 pesos.

Son pocos los establecimientos que comienzan a dar servicio, y aunque para muchos es de gran ayuda, cuando se enteran de los precios, todo cambia, por ejemplo, un taxista ofrece servicio en 300 pesos por dos kilómetros.

Anuncio

“Tengo que hacer fila para comprar gasolina y me lleva casi cinco horas, por ello no hago viajes largos, sólo estoy en la costera”, dijo el taxista al periódico El Financiero, argumentando la escasez de gasolina.

Tras el paso del fenómeno, varios estados de Guerrero estuvieron incomunicados, sin acceso a bancos y hubo saqueos en las tiendas, generando el alza de costos.