Ney y uno de sus socios…¡se regalaron 44 hectáreas!

* Prófugo desde hace medio año, autoridades locales serían apoyadas en su búsqueda por la Fiscalía General de la República (FGR) al interior del país, y por la Interpol fuera de México.

En manos de ellos ya el desarrollo turístico Punta Raza, en el municipio de Compostela, el entonces gobernador Ney González Sánchez y su socio o prestanombres identificado como Héctor “N” pusieron en marcha un plan para quedarse con otras 44 hectáreas y no pagar ni un peso.

A través de una de sus empresas, Héctor habría llevado el reclamo a un juzgado en Bahía de Banderas para motivar lo ya acordado, según parece deducirse: una reacción de González Sánchez para solucionar la exigencia de que había un faltante de 44 hectáreas en Punta Raza.

Anuncio

Si, como se conoce, el ex gobernador decidía a quién y a cuánto vender, en este caso se inclinó por la pronta donación, de acuerdo con la investigación que desde el 2021 realiza la Fiscalía General del Estado (FGE) y que ha generado varias órdenes de aprehensión contra el ex titular del Poder Ejecutivo.

Es decir, ya no se trataría sólo de probables mañosas ventas de grandes extensiones de inmuebles en Bahía de Banderas y Compostela, avaladas por un Comité Técnico integrado por altos funcionarios del Gobierno del Estado que ahora son testigos –como se ha informado en este espacio-, sino de donaciones bajo sospecha que han seguido una ruta a diversas empresas.

De acuerdo con datos recogidos, esas 44 hectáreas exigidas fueron compensadas con terrenos conocidos como Chaparrales y Boca de Becerro, que correspondían al ejido Peñita de Jaltemba, el primero de los cuales fue subdividido y una de sus partes pasó a la empresa PRESAPRO S.A. de C.V., mientras que la otra, junto a Boca de Becerro, a PRONIJAL S.A. de C.V.

Es probable que cada vez que Ney González escuche el nombre de PRONIJAL como parte de la investigación le cause nerviosismo, pues se trata de una empresa que, se conoce, conduciría directo a él.

Prófugo desde hace medio año, autoridades locales serían apoyadas en su búsqueda por la Fiscalía General de la República (FGR) al interior del país, y por la Interpol fuera de México.

Ney González, su esposa y sus hijos han tramitado decenas de amparos contra órdenes de aprehensión y por los cateos y aseguramientos de numerosos bienes en diversos municipios.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com