Es tan grande el continente de plástico en el océano Pacífico, que se volvió hogar de especies marinas

* Un nuevo estudio científico ha alertado sobre el impacto negativo que los invertebrados costeros pueden tener en las comunidades oceánicas si se aventuran mar adentro a bordo de balsas de desechos plásticos.

0

La cantidad de desechos plásticos que flotan en la superficie del Pacífico son una desagradable imagen… salvo para centenares de especies de conchas marinas y anémonas, que ven allí un lugar acogedor y un buen medio de transporte, revela un estudio publicado en Nature Ecology and Evolution.

Situado en el noreste del océano Pacífico, y descubierto en 1997, el “continente plástico”, también denominado “Gran zona de basuras del Pacífico” (Great Pacific Garbage Patch, GPGP), está conformado de un inmenso espacio de desechos (bolsas, botellas, empaques, redes de pesca abandonadas y micropartículas degradadas) que se aglutinan en varias zonas, bajo el efecto de torbellinos gigantes formados por las corrientes marinas. Su tamaño total es calculado en 1,6 millones de km2 o sea más que Perçu y Ecuador juntos.

Anuncio

Estudio: nocivo para unos, oportunidad para otros

La zona de basuras flotantes interesa a los científicos desde hace años, y algunos ya mostraron que puede ser nociva para algunas especies como peces, tortugas e inclusive algunos mamíferos marinos que resultan atrapados ahí y a veces se asfixian. Pero para otros organismos, esas zonas pueden convertirse en una oportunidad, según el nuevo estudio

Los investigadores estadounidenses extrajeron muestras de desperdicios en el noreste del Pacífico, entre California y Hawai, y encontraron 37 tipos de invertebrados originarios principalmente de países como Japón, del otro lado del océano.

Más de dos terceras partes de los objetos examinados contenían especies costeras, especialmente crustáceos, anémonas de mar y espumas denominadas briozoarios. Estas criaturas pueden propagarse rápidamente alimentándose de capas de mucosidad formadas por las bacterias y las algas sobre plásticos flotantes, muestra el estudio.

En 2012, desechos plásticos “habitados” fueron hallados en las costas norteamericanas, dispersados por el tsunami de 2011 en aguas del noreste de Japón.

Checa el artículo completo aquí