Un nayarita tendrá permiso para cultivar su mariguana de consumo personal

* La posible autorización no comprendería el consumo en lugares públicos, ni su uso en perjuicio de menores o terceros que no estén de acuerdo.

Imagen de GAD-BM en Pixabay

Un Juzgado de Distrito en Tepic declaró procedente la denuncia de una persona que se manifestó en contra de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) de la Secretaría de Salud del Gobierno Federal, que no le concedió autorización para el consumo de mariguana con fines lúdicos o recreativos.

El Juzgado Primero de Distrito de Amparo Civil y Administrativo resolvió fundada la denuncia por incumplimiento de la Declaratoria General de Inconstitucionalidad 1/2018 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que entró en vigor el 29 de junio del 2021, en base a la respuesta que se dio al quejoso, desde la COFEPRIS, el siete de abril del 2022.

AnuncioSanta Martha Bungalows

Al resolver la denuncia por incumplimiento de la declaratoria, con el número de expediente 1/2023, el Juzgado de Distrito señaló que asiste la razón al quejoso, cuya identidad es omitida, “al estimar que la autoridad denunciada aplicó en su perjuicio el sistema de prohibiciones declarado inconstitucional por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación…”

Por lo tanto, se ordenó a diversas áreas de la COFEPRIS dejar sin efectos el oficio de respuesta de abril del 2022 y, en su lugar, “emitir otro que contenga una regulación particularizada únicamente respecto del denunciante (…), que implique una autorización sanitaria para realizar las actividades relacionadas con el autoconsumo con fines lúdicos o recreativos –adquirir la semilla, sembrar, cultivar, cosechar, preparar, poseer y transportar- exclusivamente del estupefaciente ‘cannabis’ (…) y del psicotrópico ‘THC’ (…), en conjunto conocido como marihuana, sólo en cuanto a aquellos que realizó su solicitud, en condiciones de certidumbre jurídica y de seguridad sanitaria (…)”

Y sigue especificando:

“…bajo ningún caso deberá incluir permisión de importar, comerciar, suministrar, o cualquier otro acto que se refiera a la enajenación y/o distribución de las substancias antes aludidas, en el entendido de que el ejercicio del derecho no debe perjudicar a terceros.”

Se aclara que la autorización sería únicamente para el denunciante, siempre y cuando sea mayor de edad y demuestre “plena capacidad jurídica, de modo que el uso de la sustancia en cuestión no se realice por menores de edad.”

La resolución precisa que toca a la COFEPRIS establecer los lineamientos y modalidades para la adquisición de la semilla, añadiendo lo siguiente:

“Debe destacarse además que las conductas que la parte denunciante realice en el contexto del consumo producidas cuando se encuentre bajo los efectos de la sustancia autorizada, que afecten injustificadamente la esfera jurídica de terceros (como podrían ser hipotéticamente los actos de alteración del orden público, violencia frente a terceros o cometer delitos, entre otros), se encuentran fuera de la protección de la presente resolución y por tanto deberán sancionarse de acuerdo a las leyes aplicables.”

El fallo agrega en líneas posteriores:

“Además, se indica que la autorización que, en su caso, se expida no comprenderá el consumo personal en lugares públicos, ni su uso en perjuicio de menores o terceros que no hayan brindado su autorización de forma expresa, ni tampoco deberá permitir que se expida autorización a favor del denunciante para llevar a cabo actos de comercio ilícito o narcotráfico (…)

“Finalmente, debe precisarse que la presente resolución no constituye por sí misma la autorización para llevar a cabo el consumo personal de marihuana ni de los actos para materializarlo, pues la autorización respectiva se otorgará por la autoridad competente de la Comisión Federal para la Protección contra Riegos Sanitarios que debe dar cumplimiento a este fallo.”

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com