Nérida Vargas originaria de Tetitlán, Ahuacatlán, será reconocida como Migrante del Año 2022

0

Esta semblanza no es una tarea de investigación, es más bien un testimonio de lo que el abajo firmante ha sido testigo desde el año 2005 cuando llegó a La Federación Nacional e Internacional de Nayaritas en Estados Unidos -FENINE-USA – en busca de contenido periodístico y conoció a Nérida Vargas.

Las reuniones de los más de treinta clubes de FENINE-USA se daban desde entonces cada último viernes del mes y bastaron dos o tres reuniones para conocerla un poco más: Supe entonces que Nérida era originaria de Tetitlán municipio de Ahuacatlán Nayarit, que llegó a California a la edad de 14 años un 27 de agosto en 1988 y que cruzó la frontera sin documentos ‘’por el cerro” junto con un grupo de personas que también arriesgaban su vida por conseguir una mejor vida.

AnuncioSanta Martha Bungalows

Nérida Vargas se unió a FENINE como voluntaria y siendo presidenta del Club Unidos por Tetitlán promoviendo obras para su comunidad bajo el extinto programa gubernamental 3X1 Migrante con lo que logró construir una casa de la tercera edad, empedrar calles e instalar alumbrado público.

Su marcado talento en administración y liderazgo de inmediato la llevó a ser la secretaria de esta organización de nayaritas periodo en que  se realizaron por las menos 150 obras en el Estado de Nayarit.

Del 2013 al 2017 tuvo a su cargo la presidencia de FENINE, este periodo fue un parteaguas para esta Federación, Nérida en coordinación con la mesa directiva y presidentes de clubes lograron adquirir el inmueble Casa FENINE, que aparte de ser la oficina central y centro de reunión de los clubes nayaritas, hoy funciona también como sede del Consulado de México donde se emiten documentos oficiales para todos los mexicanos en el área de Los Ángeles.

La Feria de Nayarit en California se consolidó como la celebración más grande de los nayaritas residentes en USA donde ya por tradición funge como fecha de reunión familiar, cada primer fin de semana del mes de agosto. Este año se contabilizó una asistencia de 55 mil personas.

Actualmente Neri, como le llaman sus amigos, desempeña funciones de tesorería de la misma organización que ha evolucionado en alcances, bajo la dirección del presidente en turno Isidro Castellón y la mesa directiva que siguen sumando logros, en el 2018 se logró hermanar California y Nayarit con la participación de ambos gobiernos en turno y la participación clave de Nérida Vargas y el señor Castellón.

Becas a estudiantes en Nayarit y California, donación equipo médico, auspicio de libros y eventos culturales, repatriación de cuerpos, tramite de apostilles de niños y niñas nacidos en Estados Unidos residiendo en México, apoyos a comunidades de damnificados por huracanes en Nayarit, y la última gran hazaña que fue la tramitación totalmente gratuita en coordinación con el Gobierno del Estado, de 300 visas aprobadas para padres de familia de la tercera edad para reencontrarse con hijos e hijas indocumentados que no tenían la oportunidad de darse un abrazo, en algunos casos por más de treinta años. Todas estas acciones y más, están en el haber curricular de Nérida a lo largo de 17 años de trabajo comunitario voluntario interrumpido.

En el lado personal, Nérida reside desde siempre en San Diego, California. A la par de brindar su tiempo como voluntaria en trabajo social, cumplió con su empleo en una imprenta por más de 15 años en horario de oficina, este año se aventuró en certificarse como Notaria Pública, para así dedicar más tiempo a su esposo y a sus pequeños hijos Alan y Alina. Viaja a Nayarit constantemente con su familia en cualquier oportunidad a disfrutar de las fiestas y tradiciones de Tetitlán del cuál presume en todo momento.

El próximo jueves 15 de diciembre a las 13:30 horas. Nérida será galardonada como -La Migrante del Año- con el – Galardón Ernesto Galarza- entregado por el Gobierno de Miguel Ángel Navarro Quintero, la entrega se llevará a cabo en el Congreso del Estado en el marco de las festividades del Día del Migrante. (se la debían desde que se estableció este reconocimiento).

Felicité a Nérida hace unos días una vez que se oficializó su merecido reconocimiento, ella me dejó un correo de voz en respuesta en la aplicación de WhatsApp, y la cito: ‘’Gracias amigo, te confieso que estoy muy contenta que me otorguen este galardón que lleva el nombre de nuestro mas grande migrante, Ernesto Galarza, sabes que nunca he trabajo para que se me reconozca, pero lo recibiré con gusto. Aunque mi mayor reconocimiento será después que yo muera, cuando las personas migrantes como yo, a quien pude ayudar en algún momento le cuenten a mis hijos como su madre contribuyó  en sus vidas.”