Ricachones

"No todo se compra con dinero y aunque la federación catarí cuenta con recursos económicos de sobra no fue capaz de armar un equipo siquiera competitivo", expresa Heriberto Murrieta en su columna.

0

Peloteo / Por Heriberto Murrieta

La Selección de Catar fue muy inferior a la ecuatoriana en el primer partido del Campeonato Mundial. No todo se compra con dinero y aunque la federación catarí cuenta con recursos económicos de sobra no fue capaz de armar un equipo siquiera competitivo.

Le salió barato el marcador de 2 goles por cero. El cuadro local es ingenuo y muy limitado. Ecuador, en cambio, tiene una escuadra joven (promedio de 25 años) con buen futbol, jugadores con talento y un técnico (el argentino Gustavo Alfaro) que le cambió la cara por completo.

AnuncioSanta Martha Bungalows

Mención especial merece la impecable forma de cobrar la pena máxima de Enner Valencia, viejo conocido de la liga mexicana de primera división. Vaya sangre fría. Se dio el lujo de mirar hacia un lado y disparar hacia el otro, dejando sin oportunidad al portero asiático, que había salido de excursión en una salida alocada en el gol de vestidor que fue anulado a los sudamericanos por un milimétrico fuera de lugar.

Los cataríes son pues ricachones, pero poco futboleros. Para muestras, la endeble selección que encaró el debut y el hecho de que muchos espectadores abandonaran el estadio cuando empatar los cartones o por lo menos hacer el tanto de la honrilla eran situaciones todavía factibles.

Hoy lunes deben ganar Inglaterra a Irán y Holanda a Senegal. En su retorno a un Mundial, Estados Unidos podría arrancarle un punto a la oncena de Gales.

Dudas

Persisten las dudas de Gerardo Martino para armar su alineación para el partido de mañana contra Polonia. En una selección escasa de personalidad, liderazgo y talento, me resisto a creer que el timonel pueda dejar fuera a Edson Álvarez. El mediocampista ha respondido con creces en el balompié europeo. Edson mete la pierna y se hace sentir, pero al parecer la intención martinoliana es poner a Héctor Herrera como un volante recuperador y a la vez armador.

La otra incógnita está en quién será el encargado de ocupar el eje del ataque. Ante la inminente ausencia de Raúl Jiménez, por merecimientos y capacidad debería ser el yucateco Henry Martín quien arranque ante los polacos.

El balón

He estado viendo con detenimiento añejas fotografías de mundiales anteriores y llego a la conclusión de que prefiero no degradarlo y llamar balón, en lugar de pelota, al eje del hermoso juego.

Pero no por una cuestión de sonoridad fonética sino porque el balón tiene más peso, más empaque que una pelota, por lo general retozona y ligera. El de cuero que veo en una romántica imagen de colección mece las redes de la portería de Suecia en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. Era el 9 de julio de 1950.

Ademir sigue con la mirada su escopetazo ante nada menos que 138 mil exultantes espectadores. Hay que recordar que en la zona baja del gigantesco inmueble había miles de espectadores parados. El esférico ha pasado muy cerca del poste de madera. Brasil se encaminaba a ganar el Mundial en casa. Pero llegaron los uruguayos y todo se derrumbó.