Hicieron pruebas con la alfalfa, y creen que podría crecer en Marte

* Un grupo de científicos simuló el suelo de Marte y descubrió que la alfalfa es capaz de desarrollarse allí. Acompañado de bacterias fotosintéticas, esta planta sirve como fertilizante de lechugas, rábanos y nabos

0

Inspirados en la película de ciencia ficción de 2015 “The Martian” (El Marciano en castellano), unos científicos han logrado demostrar que una planta terrestre puede crecer en Marte y servir como fertilizante para el futuro desarrollo de la agricultura en el Planeta Rojo, según publicó recientemente la revista PLOS ONE.

Cultivar plantas en Marte no es sencillo debido a las condiciones adversas que posee la superficie marciana. La gran cantidad de arena, sales y minerales, además de la ausencia de materia orgánica hacen muy difícil el crecimiento de las plantas.

AnuncioSanta Martha Bungalows

“El bajo contenido en nutrientes del suelo marciano y la alta salinidad del agua hacen que no sean aptos para su uso directo en la propagación de cultivos alimentarios en Marte”, escribieron los científicos.

La alfalfa crece y sirve como fertilizante

Sin embargo, en un experimento con rocas volcánicas que simula la superficie de Marte, los científicos descubrieron que la alfalfa (Medicago sativa) es capaz de crecer en un suelo con escasos nutrientes.

La alfalfa, normalmente utilizada como heno para el ganado, es un tipo de planta que puede desarrollarse en un lugar sin muchos nutrientes y no requiere de tanta agua para su crecimiento, según explicaron los autores.

¿Nabos, lechugas y rábanos en Marte?

Al moler estas plantas, los científicos comprobaron que el polvo resultante podía servir como fertilizante para que otras plantas como nabos, rábanos y lechugas pudieran crecer en un suelo tan estéril como el de Marte.

Asimismo, con una bacteria marina fotosintética conocida como Synechococcus sp. PCC 7002, los científicos creen que se podría ayudar a desalinizar el agua: “Es esencial desarrollar estrategias para mejorar el contenido de nutrientes en el suelo de Marte y desalinizar el agua para las misiones a largo plazo”, agregaron.

Las dificultades de la investigación y el futuro

Los autores del estudio aseguraron que, a pesar de que nabos, lechugas y rábanos pudieron crecer en su simulación del suelo marciano, estos productos carecían de nutrientes en comparación con los del suelo terrestre.

De todas formas, los investigadores aseguran que este experimento podría servir para las primeras expediciones humanas hacia Marte: “Este estudio significa que para fines a largo plazo, es posible tratar in situ los recursos de suelo y agua para la agricultura en Marte para sustentar misiones humanas y asentamientos permanentes”, concluyeron.