Reportan que una cuarta persona se ha curado de VIH

* El paciente consiguió una remisión duradera del virus tras un trasplante de médula ósea para tratar el cáncer.

Foto: Freepik

Los investigadores del sida anunciaron que una cuarta persona se ha «curado» del VIH, pero el peligroso procedimiento para los pacientes que también luchan contra el cáncer puede ser poco consuelo para las decenas de millones de personas que viven con el virus en todo el mundo.

El hombre de 66 años, bautizado como paciente de la «Ciudad de la Esperanza» (City of Hope) por el centro californiano donde fue tratado, fue declarado en remisión en vísperas de la Conferencia Internacional sobre el sida, que comienza el viernes en Montreal (Canadá).

Trasplante de médula ósea

Es la segunda persona que se anuncia curada este año, después de que los investigadores dijeran en febrero que una mujer estadounidense apodada la paciente de Nueva York también había entrado en remisión.

El paciente de la Ciudad de la Esperanza, al igual que los de Berlín y Londres antes que él, consiguió una remisión duradera del virus tras un trasplante de médula ósea para tratar el cáncer.

También se ha dicho que otro hombre, el paciente de Düsseldorf, ha alcanzado la remisión, lo que podría elevar el número de curados a cinco.

Éxito podría ser prometedor

Jana Dickter, especialista en enfermedades infecciosas del Ciudad de la Esperanza, declaró a la AFP que, dado que el último paciente es el de mayor edad que ha logrado la remisión, su éxito podría ser prometedor para los enfermos de VIH de mayor edad que también padecen cáncer, sobre todo porque el donante no era un familiar.

Dickter es la autora principal de la investigación sobre el paciente, que se anunció en una conferencia previa en Montreal, pero que no ha sido revisada por pares.

Además de ser el más veterano, es el que más tiempo lleva con el VIH, ya que se le diagnosticó en 1988 lo que describió como una «sentencia de muerte» que acabó con muchos de sus amigos.

Lleva más de 30 años en tratamiento antirretroviral para controlar su enfermedad.

«Santo grial»

Sharon Lewin, presidenta electa de la IAS, describió la cura como el «santo grial» y dijo que el caso proporcionaba «una esperanza continua… y una inspiración» para las personas con VIH y la comunidad científica en general, aunque era poco probable que fuera una opción para la mayoría de las personas con VIH debido a los riesgos del procedimiento.

Los científicos creen que el proceso funciona porque las células madre de la persona donante tienen una mutación genética específica y poco común que significa que carecen de los receptores utilizados por el VIH para infectar las células.

Tras el trasplante de hace tres años y medio, que siguió a la quimioterapia, el paciente de Ciudad de la Esperanza dejó de tomar la terapia antirretroviral en marzo de 2021. Ahora lleva más de un año en remisión tanto del VIH como de la leucemia, dijo el equipo.

El miércoles, los investigadores españoles también presentaron los detalles de una mujer de 59 años que forma parte de un raro grupo de lo que se conoce como «controladores postratamiento». Pueden mantener cargas virales indetectables después de suspender la terapia antirretroviral, y también proporcionan pistas sobre una posible cura, dijo Lewin.