Estrés, llanto, enojos, Valeria pasó de todo, pero logró ganar tres medallas en Juegos Conade

* Colgarse tres platas no fue labor sencilla para la joven halterista, quien pasó por un camino lleno de obstáculos antes de llegar a la meta.

Por Jesús Flores

Todo esfuerzo tiene su recompensa. Con esa mentalidad, Valeria Íñiguez encaró los Juegos Nacionales y tras una ardua temporada de entrenamiento, regresó con tres medallas de plata.

«Me siento muy orgullosa porque fue un año de trabajo, la neta sí estuvo muy difícil, pero se logró el resultado que queríamos», expresó la joven deportista.

El camino no fue fácil para Valeria, pues le pasó de todo antes de llegar a la cima de los Juegos Nacionales Conade.

«Pasé muchas cosas, lesiones, días donde empecé a llorar, estrés, enojos. Todo lleva un final, todo tiene un resultado. Estuvieron pesados los entrenamientos, pero se dio».

Ella tiene la dicha de pertenecer a una generación de halteristas nayaritas que superaron la marca en el medallero obtenida durante 2011 con 21 preseas. Ahora con el nuevo récord de 32 totales; 8 de oro, 15 de plata y 9 de bronce, asegura que fue un trabajo colectivo.

«Siento que de cada deportista es como la disciplina y las metas que tiene uno. Todo el equipo nayarita nos hemos esforzado mucho para lograr este hecho, entonces sí, mucha felicidad».

Valeria desde que conoció el levantamiento de pesas, jamás imaginó lo que lograría y con esa motivación busca seguir llegando a lo más alto del deporte. Con su historia, deja un mensaje para aquellos que inician su carrera deportiva.

«Que no paren, aunque estén lesionados va a pasar y el tiempo cura todo, entonces con el tiempo vas a lograr muchas cosas».