Perdió su equipo de béisbol y «El Chueco» ordenó aniquilar a todos los del equipo rival, así nomás

Surgen más detalles en torno al crimen de los dos sacerdotes y el guía de turistas en Chihuahua.

Luego de que el mismo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ordenara una investigación a fondo en torno al crimen de dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas en la sierra de Chihuahua, han salido detalles sobre este suceso.

De acuerdo a las versiones tanto de las autoridades como de investigaciones periodísticas, el autor del asesinato de los dos religiosos en su propio templo junto con el guía de turistas fue José Noriel Portillo Gil, alias «El Chueco».

Todo comenzó el domingo pasado Día del Padre, en que el equipo de béisbol del municipio de Guachochi se enfrentó al equipo del municipio de Guadalupe y Calvo, este último patrocinado supuestamente por «El Chueco».

Hubo apuestas de por medio en el encuentro beisbolero pero el equipo local ganó 10 carreras a cero, entonces, el patrocinador del equipo perdedor, es decir «El Chueco», ordenó asesinar a todos los integrantes del equipo contrario; todo esto según reportajes expuestos por los periodistas Ciro Gómez Leyva y Denise Maerker.

A partir de la derrota de su equipo, Noriel Portillo desató una cacería que comenzó con los hermanos Paul y Armando Berrelleza que eran jugadores del equipo contrario, a uno de ellos le disparó en su casa y al otro lo secuestró y le prendió fuego a la vivienda.

Luego la emprendió contra Pedro Palma, el guía de turistas a quien secuestró pero logró escapar y buscó auxilio con los religiosos pero no fue suficiente, lo alcanzó, lo mató y de paso a los dos sacerdotes.

Ahora se sabe que después de matar a los padres Joaquín César Mora Salazar y Javier Campos Morales se confesó con un tercero identificado como Javier Ávila quien narró que el delincuente se arrodilló y le pidió perdón y le pidió confesión por sus crímenes, pero aún así se llevó los cadáveres de los dos curas y el guía de turistas a quienes abandonó en Pitoreal y después huyó.

Al respecto, el secretario de gobierno de Chihuahua, César Jáuregui Moreno, dijo a medios locales que se está realizando un operativo muy intenso sobre la captura del responsable, en el cual, la Guardia Nacional y la SEDENA capturaron también a un familiar del homicida, de nombre César Iván.