Oportunidad inesperada; Cora Ávila peleará por campeonato nacional de muay thai

* La invitaron a participar con apenas 10 días de anticipación, pero no quiso desaprovechar la chance de mostrar su talento y capacidad en los deportes de combate.

Una oportunidad que no podía dejar pasar. Cora Ávila, peleará por el campeonato nacional de muay thai el próximo sábado, y aunque su especialidad son las artes marciales mixtas, aceptó el reto de combatir en otra disciplina y demostrar de qué está hecha.

«Yo sé que tengo las habilidades, tal vez un poco de nervio porque un título nacional no es cualquier cosa, y sobre todo representando al estado de Nayarit, que creo que es uno de los estados donde más ha estado creciendo este deporte», asegura la joven deportista.

«Me siento muy emocionada, me siento nerviosa, no me siento asustada porque realmente ya sé lo que es estar en una pelea», admite la chica de 19 años, y ex reina de belleza.
Cora recibió la invitación para esta pelea con apenas 10 días de anticipación, y pese al poco tiempo para prepararse, decidió aceptar el combate contra Olga Meza.

«Es una oportunidad que es sí o sí, porque no se vuelven a abrir esa clase de puertas jamás», sentencia sobre la puerta que se le abrió.

Y Cora, a sabiendas de que tendrá un combate complicado, confía en su capacidad.
«Si esta oportunidad llegó a mí es porque realmente lo puedo hacer, y si no lo puedo hacer no significa que va a ser el final de mi carrera, creo que el hecho de ya estar peleando por un título nacional, independientemente del resultado, es una oportunidad que obviamente me va a posicionar y va a posicionar al estado de Nayarit en las artes marciales mixtas».

Pelea para curarse

Desde que era niña, Cora ha dedicado su vida al deporte y a la escuela, y por ello se pierde de momentos con sus amigos, o de salir a fiestas, sin embargo, ella está enfocada en sus metas.

«Creo que sí es un sacrificio que vale la pena porque no hay otro lugar en el que yo me sienta tan cómoda como el gimnasio», dice sobre lo que le apasiona.

El gimnasio, el entrenamiento, el esfuerzo diario, han sido sus psicólogos en los momentos más complicados; la ha pasado mal, se sincera, pero practicar un deporte de combate, la cura.

«Muchas veces yo llego llorando aquí o llego llorando a mi casa porque es mucho estrés, a veces la presión o simplemente todo lo que está sucediendo y sentir que pierdo el control, pero estar aquí es lo que me estabiliza muchísimo, osea, siento que realmente es lo que quiero hacer con mi vida».