Dejó su hogar por seguir su sueño; Edmundo quiere jugar con Tigres de Álica

* Este joven de Santiago Ixcuintla, quiere ganarse la confianza del entrenador Rodolfo Rojas, y cuenta que sus padres lo apoyan en todo para que logre quedarse en el equipo.

Por Jesús Flores.- Con el hambre de sobresalir y tener sus primeras experiencias como profesional, Edmundo Saúl Lomelí junto a sus amigos, decidieron viajar de Santiago a Tepic para probarse en Tigres de Álica.

Saúl llamó la atención de Rodolfo Rojas y fue preseleccionado para formar parte del equipo. “Mucha felicidad, al darme cuenta que me citaron otra vez porque les gusté cómo jugué, me dio mucha felicidad poder quedar. En cuanto le dije a mi mamá de que me mandaron a hablar otra vez, ella feliz, también; mi papá, igual. Le dije que cómo le iba a hacer porque allá estudio, me dijeron, pues hacemos el cambio si se puede. En lo que tu quieras te vamos a apoyar”, expresó el futbolista.

Con mucho orgullo habla del apoyo que le han brindado sus padres, su papá dedicado al campo y su mamá, ama de casa. Todo para que él pueda cumplir su sueño de jugar en Europa. Distanciado a más de 60 kilómetros de su familia, luchará por iniciar su camino en Tercera División.

“Mi papá ya dijo que todo lo que ocupe, si lo que quiero jugar fútbol él me va a poder apoyar en todo, igual mi mamá. De hecho, ya consiguieron una casa dónde quedarme, vine con un poco de ropa , estar aquí para venir a entrenar para dar lo mejor de mi”.

Con 16 años se desenvuelve como contención. Su habilidad para repartir juego, precisión y velocidad fue lo que conquistó el ojo de Rodolfo Rojas. Entrenar pocas horas con Tigres, ya lo considera un gran aprendizaje. “Me enseñan mucho táctico que falta allá en mi rancho por falta de entrenamientos, casi no entrenamos. Lo que he entrenado aquí me ha ayudado mucho.”

Hace un año vino a probarse con los Coras, pero no tuvo fortuna. A pesar de ello, no bajó los brazos, continuó con su motivación y hoy, esas ganas le dieron la revancha.