FOTOS: Turismo y pesca chocan en Chacala, urge regulación por el bien de este paraíso nayarita

Es necesario una nueva política para el tratamiento de los residuos que eviten conflictos entre pescadores y prestadores de servicios.

La playa de Chacala que se distingue por sus aguas cristalinas, suave oleaje y paisajes naturales, se ha visto afectada debido al tratamiento de los residuos de la pesca comercial, según indican algunos prestadores de servicios turísticos.

Los desechos de las capturas de la pesca comercial, es decir, los pescados una vez fileteados y extraída la carne para consumo, son echados al mar por decenas de kilos lo que produce una saturación de los restos que se descomponen a escasos metros de las playas destinadas a la recreación.

Los restos de los peces, comienzan a descomponerse y a emerger inflados por la acción de las bacterias y flotan entre los nadadores, lo que supone una vista poco atractiva para las actividades de playa.

Sin embargo, de acuerdo a la Cofepris, las aguas de estas playas, pese a todo, son aptas para su uso recreativo, pues al parecer las corrientes se llevan el producto de la descomposición de los peces y las aguas se mantienen en buen estado.

En la imagen el fondo «blanco» o plateado que se aprecia a simple vista, son los restos de decenas de peces que cuando comienzan a descomponerse solo atraen a carroñeros, muchos de ellos nocivos para el entorno.

Algunos prestadores de servicios piden que si bien los desechos pueden ser alimento que complete un círculo alimenticio, que este no se presente cerca de las playas que son de destino turístico ya que muchas personas no comprenden esta situación y rechazan actividades recreativas.