Profeco alerta sobre posibles fallas que podrían presentarse en tres modelos de autos

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó a los consumidores sobre posibles fallas o desperfectos en tres modelos de auto de las marcas KIA, Hyundai y Suzuki que pueden llegar a presentar.

Según la dependencia, los vehículos de la marca Suzuki modelo Ignis año 2021; KIA Forte modelos 2017 y 2018 y Hyundai modelo Tucson del 2016 al 2021 son los automóviles con fallas.

En la revista del consumidor edición noviembre del 2021, la Profeco detalló que alrededor de mil 496 unidades de Suzuki, mil 577 autos de KIA y 42 mil 212 de Hyundai podrían presentar desperfectos.

La Profeco informó que el modelo Ignis año 2021 se ha encontrado un sellado inadecuado en la tubería de respiración del tanque de combustible, por lo que si la unidad presenta esta condición existe la posibilidad de una fuga de combustible durante el llenado del tanque y durante la conducción del vehículo cuando el tanque esté completamente lleno.

Respecto al KIA Forte 2017 y 2018 existe la posibilidad que se iluminen los testigos relacionados con el motor en el panel de instrumentos y/o se presente un ruido distinto al tradicional del motor mientras se encuentra en operación.

Mientras que los Hyundai modelo Tucson de los años 2016 al 2021 pudieran presentar una posible condición que podría causar que el cliente experimente una sensación inusual en el pedal del freno y/o los indicadores de funcionamiento en el tablero de instrumentos como lo son el testigo del motor y/o el de ABS se enciendan durante la operación normal del auto.

En casos extraordinarios y poco probables, el auto podría experimentar un evento térmico en el módulo denominado HECU (Hydraulic & Electronic Control Unit) el cual se encuentra dentro del compartimiento del motor.

Esta situación se trata de un distante supuesto, ya que requeriría la concurrencia de escenarios poco frecuentes en el funcionamiento de un vehículo en un uso habitual.

En caso de presentarse estas fallas, Suzuki indicó que como contramedida es necesario revisar el correcto sellado de la válvula de la tubería de respiración del tanque de combustible, y en caso de ser necesario, se debe reemplazar el tanque de combustible.

Mientras que KIA México aseguró que realizará el reemplazo sin costo del cárter, aceite y filtro de aceites de las unidades; mientras que Hyundai se comprometió a inspeccionar el kit de fusibles en el circuito eléctrico del módulo ABS y analizar el software de dicho vehículo.