Arrojan ácido a joven mujer trans en Guadalajara; hospital le negó atención médica

Jalisco.- La madrugada del miércoles Zoe, de 26 años de edad, estaba parada, junto a una compañera, en la puerta de un hotel del Centro Histórico de Guadalajara, un hombre se le acercó, le hizo un par de preguntas y se marchó. Minutos después regresó en una motocicleta y le arrojó ácido corrosivo en cara, pecho y piernas.

Al sitio acudieron paramédicos quienes la trasladaron de urgencia a un hospital: las quemaduras ocupan el 60 por ciento de su cuerpo, sin embargo, el centro médico le negó los primeros auxilios, pues no llevaba identificación.

La Policía de Guadalajara a través de la División Especializada en la Atención a la Violencia contra las Mujeres en razón de género, llegó al lugar y atendió a Zoe.

“Tenemos una investigación en campo, en el lugar, en coordinación con la Fiscalía donde estamos buscando cámaras de negocios o de algún domicilio que nos pueda dar referencia o mayor referencia del posible agresor.

La Familia de Zoe denunciaron que, tras el ataque, acudieron a un hospital particular situado en la calle Miguel Blanco y avenida Federalismo, donde aseguran que les negaron el servicio por ser un hospital católico.

“El argumento que le dieron es que no portaba su identificación oficial, su INE, pero es un pretexto, a nuestro ver, para no brindarle la atención. Siendo un hospital religioso, ahí se demuestra que el amor al prójimo es selectivo”, expresó Fascinación Jiménez, Presidenta de la Unión Diversa de Jalisco.

Los directivos del hospital informaron a las autoridades que fueron ellos mismos quienes llamaron a la policía y recomendaron a la víctima a trasladarse a una Cruz Verde, por lo que las autoridades también investigan el órgano interno de control de la Secretaría de Salud.