Se debilita Pamela a tormenta tropical, pero sigue la alerta por impacto en Sinaloa

El peligro no ha pasado pues sus vientos aún son muy poderosos.

Luego de que se realizara un vuelo al interior del huracán Pamela que amenaza las costas de Sinaloa, se concluyó que el meteoro se degradó a tormenta tropical.

Las mediciones en su interior registraron vientos de 110 kilómetros por hora en la parte oriental del centro de la tormenta que actualmente se localiza a 385 kilómetros al suroeste de Mazatlán y se desplaza al norte a 15 kilómetros por hora.

La disminución de la potencia de «Pamela» no significa que haya pasado el peligro pues son solo 20 kilómetros de diferencia en la velocidad de sus vientos y aún sus bandas nubosas descargarán lluvias en gran parte del litoral del Pacífico mexicano.

Además, las altas temperaturas del agua superficial del mar puede ocasionar que «Pamela» retome fuerza antes de impactar territorio continental.