Un perrito tuvo que ser sacrificado porque le explotó un cohetón en Puebla

Hasta el gobernador lamentó el suceso y ordenó una investigación y sanciones a los responsables.

Un perrito llamado Rocky, tuvo que ser sacrificado debido a las lesiones que le provocó la explosión de un cohetón en el hocico, en el estado de Puebla.

El suceso se registró el pasado 16 de septiembre cuando vecinos de la colonia San José de los Cerritos de la capital, indicaron que los dueños de Rocky jugaban con pirotecnia cuando uno de los cohetes estalló en el hocico del animal causándole lesiones graves.

El mismo gobernador de Puebla Miguel Barbosa, lamentó lo sucedido y ordenó a la secretaria del Medio Ambiente para que intervinieran investigaran y de castigara a los responsables.

«Es un hecho reprochable, reprobable, y es irresponsabilidad de quienes utilizan la pirotecnia, los cohetes para divertirse» dijo el mandatario.

Se informó que se presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado para que actúe y sancione a los responsables.