Aqueja enfermedad a don Sixto, el gran vendedor de elotes asados

* Hay personas que lo visitan para ofrecerle algo de fruta, verduras, alimentos preparados u artículos de primera necesidad.

“El señor Sixto Martínez Lomelí siempre está sonriendo. Y habla con una tonadita costeña, cantando las palabras.”

Así inicié una nota, a principios de enero del 2020, para describir a don Sixto, un anciano que ahora tiene 87 años y quien durante mucho tiempo se ha dedicado a la venta de elotes asados en la esquina de las calles Quililla y Samaria del INFONAVIT Los Fresnos, en Tepic.

Pero hace unos días que el señor ha tenido que guardar reposo, aquejado por un padecimiento. Vive con su nieta Verónica, en calle Jordán 376 de la colonia Provincia.

Afuera de la casa, amarrado a una ventana con cadena está su inseparable triciclo, como si esperara a su dueño para irse a trabajar.

Aunque enfermo, a don Sixto se le escucha de buen humor, propio de su estilo personal.

Hay personas que lo han visitado para ofrecerle algo de fruta, verduras, alimentos preparados u artículos de primera necesidad. Si nieta verónica cuenta con el número de celular 311-1259786.

Originario de Tecuala, hace cerca de 30 años se instaló en la citada esquina en la venta de elotes, noche tras noche.

Seguramente muchos de sus clientes esperan verlo de nuevo.

 

 

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com