Barco de la Segunda Guerra Mundial vive sus últimos días atracado en Mazatlán

Era un barco-taller encargado de dejar en condiciones de vuelo al B-27 "Enola Gay" para su histórica misión.

Un barco que tuvo una participación importante en el ataque con bombas atómicas a Japón, se encuentra en sus últimos días atracado en unos astilleros de Mazatlán, esperando a ser desmantelado.

De acuerdo a información proporcionada por el propietario del astillero Marecsa, Gabriel Delgado Saldívar, el barco hoy nombrado «Blue Ocean», perteneció anteriormente al ejército de Estados Unidos y tuvo participación en las operaciones del Pacífico Sur.

En ese entonces, era un barco taller y fue el encargado de poner en condiciones de vuelo al B-29 Superfortress «Enola Gay» para su histórica misión de lanzar la bomba atómica “Little Boy” sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945.

En este barco, de acuerdo al relato del ingeniero naval Delgado Saldívar, se resguardaban las herramientas, repuestos, materiales, equipos y personal especializado para dar servicio a la Fuerza Aérea estadounidense.

Luego de terminada la guerra, el barco taller fue dado de baja del inventario de la armada de los Estados Unidos y fue comprado por particulares que lo convirtieron en un barco pesquero y, por diversas circunstancias terminó en Mazatlán, donde reposa sus últimas horas a flote.

Todavía el barco cuenta con remanentes que recuerdan su paso bélico, puertas de combate, placas extra de acero que servían como blindaje y diversos artículos que revelan su participación en la Segunda Guerra Mundial.

Enola Gay, el bombardero que acobijó al pequeño niňo. | by Hernán Giménez | Medium