VIDEO: Fue deportista de alto rendimiento, hoy una enfermedad lo tiene contra las cuerdas

Conoce su historia y cómo ayudarlo...

Víctor García es un maestro de Tae Bo, Spinning y Tai Chi, a sus 47 años se aventuró a dar clases en línea cuando apareció el encierro  y la situación iba bien, hasta que su vida dio un giro repentino.

«En la parte de la pandemia la libramos, pero yo me enfrento, en marzo para ser exactos, con un problema mayúsculo; quizás, mucho más grande que la pandemia que es un problema de salud. De una piedra que me detectaron del riñón hasta ahora que estamos pegándole a agosto. Yo tengo dolor, todo esto me vino a afectar emocionalmente, de 20 mil formas me afectó y ya en estos últimos meses empiezo faltar a mi trabajo y se empieza a ver mermado la parte económica».

Víctor practicaba remo en alto rendimiento, llegó a representar a México en competencias importantes y se quedó a un paso de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. Toda una vida dedicada al deporte, por ello jamás imaginó que se enfrentaría a esta etapa. Fue desprotegido en el gimnasio donde daba clases y los problemas económicos fueron evidentes.

«Ahora con todo esto, con la tercera ola del covid, cierran los gimnasios, se dejan de dar clases y deja de haber apoyo económico en el cual, de dónde saco medicamentos para seguir solventando gastos. Son caros, un medicamento, por decir Hiprex que estuve tomando, alrededor de $1,000 y te dura 15 días, más medicinas desinflamatorias, para dolor», señala.

Con el paso del tiempo la vida se vuelve más complicada al no conseguir recursos para mantenerse saludable. El problema le ha perjudicado emocionalmente, por lo que busca un buen psiquiatra que lo pueda atender y así sobrellevar esto. También puedes ayudarlo uniéndote a sus clases en línea, sesiones desde $100 por semana; de ahí sacará para cubrir cada cosa que necesita.

«Tengo otra etapa muy fuerte de mi vida, yo enfrenté cáncer a los 17 años. Si lo pusiera en una balanza en cuál he sentido mayor angustia, creo que ha sido en esta etapa. Le temo a muchas cosas, le temo pues a perder mi trabajo, le temo a seguir en esto y a veces por qué no decirlo, le temes a la muerte», concluye.