Indios intentan ingresar a Estados Unidos por México

Pese a tener visa, no pueden regresar a la Unión Americana por la restricciones de viaje por la pandemia.

Aarthi, una ciudadana india con visa de trabajo para Estados Unidos, estaba en su país cuando el gobierno estadounidense declaró una prohibición de vuelo, el 3 de mayo de 2021, debido al aumento de casos de la variante delta del coronavirus.

Desde ese momento, EE. UU. solo permite la entrada desde la India a residentes permanentes y a ciudadanos estadounidenses. Aunque desde el 1 de agosto se permite viajar a los estudiantes, la prohibición se aplica todavía a ciudadanos indios que cuenten con visa de no inmigrante para EE. UU., tales como la H1B y la L1.

Aarthi, que ha estado trabajando en EE. UU. desde 2016, está establecida en ese país, y el hecho de no poder regresar le causa gran inquietud. Como muchos de los miles de trabajadores indios con visado para EE. UU. varados en India, está analizando múltiples opciones para volver a EE. UU.

Algunos indios se postularon para la llamada «excepción de interés nacional” (NIE, por sus siglas en inglés), que permite a los indios ingresar a EE. UU. bajo ciertas condiciones, como por ejemplo, ser trabajadores esenciales en la infraestructura y en rubros como la banca o el cuidado de la salud. Pero ser aceptado para la NIE es una posibilidad remota.

Luego de explorar todas las posibilidades para su retorno, Aarthi decidió pasar 13 días en Catar y luego viajar a EE. UU. De acuerdo con las regulaciones de viaje, los indios no inmigrantes pueden entrar a EE. UU. si con capaces de probar que han permanecido en un tercer país que no figure en una lista de prohibición por COVID-19 en los últimos 14 días.

Varios indios con visa H1B, como ella, viajaron a las Maldivas, a Turquía, México y Serbia, países que estaban permitiendo a ciudadanos indios el ingreso a pesar del inicio de la segunda ola. «Reservé vuelos a México, pero cambié de idea luego de que Catar abriera sus fronteras a los indios, a mitades de julio. En México está aumentando constantemente la cantidad de contagios, de modo que tenía miedo de quedarme varada allí en caso de que el gobierno de Estados Unidos decretara una prohibición de viaje desde ese país”, señaló.

Después de que Aarthi cambió sus planes de viaje, tuvo que cancelar su reserva original a México, pedir reembolsos y reservar vuelos a Doha.

«Viajar teniendo que permanecer en un tercer país es estresante. Cuando estuve varada en la India, todo el mundo me decía que debía ser optimista y esperar que se levantaran las restricciones. Pero EE. UU. prohibió vuelos desde Europa por más de un año. Es decir, que no esperaba que levantaran las restricciones de viaje para nosotros en lo inmediato”, dijo a DW.

Vía México hacia EE. UU.
Muchos indios viajaron a su país desde EE. UU. porque perdieron un progenitor u otro miembro de su familia debido al COVID-19, y no se les permitió retornar a causa de la prohibición de viaje.

De acuerdo con Ajay Sharma, presidente del servicio para inmigrantes Abhinav, una consultora dedicada a la inmigración con base en Nueva Delhi, muchas categorías de visas estadounidenses son de no inmigrante, y están sujetas a condiciones y validez limitada.

«Si alguien tenía una visa H-1 o H-4 y estuvo en India por cualquier razón desde que comenzó la segunda ola de coronavirus, esa persona tuvo que quedarse en India”, explicó Sharma a DW. Algunos no pudieron revalidar su visado por dificultades burocráticas en la embajada de EE. UU.

En México hay algunas compañías que ofrecen alojamiento a personas que viajan desde India a EE. UU. vía México. Una de las compañías ayudó a al menos 200 familias a través de grupos de WhatsApp. Algunos indios tratan de traer a EE. UU. a través de México a uno de los progenitores que quedó solo por el fallecimiento del otro debido al coronavirus.

Según un consultor con sede en Chicago, que viajó de regreso a los EE. UU. a través de México en julio, viajar a través de un tercer país es una propuesta costosa para los titulares de H1B. No todo el mundo puede permitirse el lujo de viajar a través de un tercer país. Un vuelo de ida desde Bombay a Ciudad de México, por ejemplo, puede costar hasta 100.000 rupias ( cerca de 1.300 dólares).

El consultor, que quiso permanecer en el anonimato, está contemplando viajar de regreso a India nuevamente en agosto debido a una emergencia médica. «La idea de que tendremos que volver a tomar la ruta de México es inquietante», dijo.

Con información de DW