FOTOS: Keila desapareció en el 2017 y cuatro años después regresó con su familia

* Fue una de las tantas víctimas que han sido localizadas en fosas clandestinas de Nayarit

Tepic.- El 5 de julio del 2017, la joven Keila Estefania Navarro Ríos salió de su domicilio situado en la colonia Los Sauces, un día después, su familia la reportó como desaparecida por lo que la Fiscalía General de Nayarit activó el Protocolo Alba.

El Colectivo Familias Unidas por Nayarit también realizó y difundió la ficha de búsqueda, siempre con la esperanza de encontrar a sus desaparecidos sanos y salvos; en este caso, los días se convirtieron en semanas, meses, y años.

A casi dos años de su desaparición, es decir, el 29 de abril del 2019, los integrantes del citado colectivo, en una de sus búsquedas en campo, dieron a conocer el hallazgo de dos fosas clandestinas situadas en el predio La Saucera, pertenecientes al municipio de Xalisco, en la primera las autoridades exhumaron cuatro víctimas y en la segunda once.

Para la familia y amigos de Keila, las esperanzas de encontrarla con vida continuaban, lo que no sabían, era que ella iba entre esas víctimas, y tras ser reconocida mediante pruebas de ADN, el martes 13 de julio de 2021, la Fiscalía General de Nayarit entregó los restos a la familia.

«Gracias a que su familia jamás se rindió, hoy regresa a casa la hija, hermana y amiga. hoy pueden decir, ¡Promesa cumplida!, estás en casa, descansa en paz», escribió el Colectivo Familias Unidas por Nayarit.