Trabajador chino se arroja a horno con acero fundido tras perder dinero en la bolsa de valores

* Autoridades indican que se quitó la vida tras la incapacidad para pagar deudas.

Imagen de Bill Taft en Pixabay

Wang Long, un obrero chino que trabajaba en una empresa siderúrgica de la ciudad de Baotou, se lanzó a un horno con metal derretido luego de perder miles de dólares en la bolsa de valores, según el diario Global Times.

Cámaras de seguridad habrían grabado el momento en que el trabajador se arrojó al acero fundido, lo cual resolvió el misterio de su desaparición, pues era buscado desde el 24 de marzo, cuando le tocó trabajar en el turno de noche.

Compañeros del difunto, aseguraron que desde hacía tiempo, el empleado se dedicó a comprar acciones de empresas en mercados de valores, y el día que falleció, sus pérdidas fueron de casi 10 mil dólares.

Baogang Group, la empresa donde laboraba la víctima, anunció que apoyará a la familia del trabajador tras el incidente.