Pfizer exige a países hipotecar activos soberanos a cambio de venderle vacunas, revela investigación

México le compró vacunas a Pfizer pero se desconocen los términos de las negociaciones.

Una investigación de diversas organizaciones de periodistas sacaron a la luz las exigencias de la farmacéutica Pfizer a los países de Latinoamérica para venderles sus vacunas contra el coronavirus.

De acuerdo a The Bureau of Investigative Journalism, la compañía Pfizer exige a los gobiernos latinoamericanos que pongan como garantía sus activos soberanos como edificios de embajadas y bases militares para sortear los costos de futuros casos legales.

Esta condición se refiere a que los gobiernos indemnicen a la farmacéutica por su propia negligencia, es decir, si alguien demandan a Pfizer por daños por la vacuna, el gobierno debe indemnizar a la empresa por los costos que le genere la demanda.

En América Latina y el Caribe Pfizer logró vender su vacuna a nueve países: Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, México, Panamá, Uruguay y Perú, aunque los detalles de los acuerdos no se hicieron públicos.

«Pfizer solicitó una indemnización adicional de los casos civiles, lo que significa que la empresa no sería responsable de los efectos adversos raros o de sus propios actos de negligencia, fraude o malicia. Esto incluye aquellos vinculados a las prácticas de la empresa, por ejemplo, si Pfizer envió la vacuna incorrecta o cometió errores durante la fabricación», cita la investigación.