Andrea quedó ciega por los golpes de su pareja, ahora la justicia le niega la custodia de sus hijos

Su hijo de 8 años fue tatuado con cruces en el rostro por el padre y ni así le dan la custodia de los niños.

Una mujer que vive en la Ciudad de México, relató su calvario a El Universal, en el que explica que su pareja abusó de ella durante nueve años al grado de dejarla ciega a golpes, además del rostro desfigurado y fracturas en todo el cuerpo.

Pero su calvario no termina ahí, pues a pesar de las evidencias de la violencia, y que su agresor, Johan Manuel, le tatuó el rostro con cruces a su hijo menor, de solo 8 años, aún así la justicia se niega a darle la custodia de los niños a la mamá.

Actualmente Andrea lucha contra el sistema de justicia para que le otorguen la custodia de sus 3 niños que desde el 2017 su agresor se los llevó y no sabe en qué condiciones están.

Revela que su pareja, actualmente detenido por violencia doméstica, le propinó golpizas y aunque gritaba por ayuda, nadie hizo nada.

Pide que reclasifiquen el delito de su pareja pues teme que cuando salga de prisión se vengue, «no me desaparecieron, no fui una más. En mi caso fue peor, no me terminan de matar», dice la mujer.