Conceden reclusión en casa al abogado Jorge Javier “N” “N”

* La prisión preventiva domiciliaria se decidió por tratarse de persona de 70 años y con problemas de salud; durante audiencia, imputado estaba en un hospital.

El abogado Jorge Javier “N” “N”, quien se encuentra vinculado a proceso por su probable responsabilidad en el delito de violencia familiar, continuará la prisión preventiva en su casa, ya no recluido en la penal de Tepic, por razones de salud y porque cuenta con 70 años de edad.

Lo anterior se decidió durante una audiencia el martes 16 efectuada por videoconferencia: un juez en el Centro Regional de Justicia Penal en Tepic, Jorge Javier en una habitación de un hospital privado, sus abogados en un despacho, agentes del Ministerio Público en la Fiscalía General del Estado (FGE), mientras que la víctima en compañía de sus asesores.

La audiencia fue solicitada por la defensa después de que, presumiblemente el viernes 12, el imputado fue trasladado a un hospital por problemas de salud.

Según los datos recogidos, la defensa habría argumentado que se trata de una persona de 70 años y con diversas enfermedades crónicas, por lo que planteó la reclusión domiciliaria, mientras que la representación de la FGE sostuvo lo contrario, citando que el imputado recibía asistencia médica en la penal de Tepic. En tanto, la víctima habría indicado temor a su seguridad.

La defensa habría presentado un documento del área de seguridad penitenciaria que establece que Jorge Javier no tiene reportes de mala conducta durante los más de tres meses de reclusión.

Con los argumentos de las partes, un juez de control concedió la prisión preventiva en domicilio; es decir, una vez que reciba la alta médica será llevado a su casa.

Sin embargo, el juez habría establecido que los elementos adscritos a la Unidad de Medidas Cautelares podrán verificar las 24 horas del día y sin previo aviso que Jorge Javier cumpla con la reclusión domiciliaria.

Podrán ir a su casa, de sorpresa, para confirmar que esté ahí. Si llega a salir sin autorización judicial, sería detenido.

Mientras tanto, la causa penal por violencia familiar sigue su curso.

La agencia del Ministerio Público ya habría presentado acusación. Se cree que es uno de los asuntos que llegará a juicio oral, posiblemente a finales de este año o en el 2022.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com