Bebé que nació prematuro, sin latidos y menos de un kilo, sobrevive y vence el E Coli, la sepsis y al coronavirus

Se espera regrese a su casa en marzo tras vencer todas las adversidades.

Un bebé que nació 15 semanas antes de tiempo, con un peso de 765 gramos y prácticamente muerto, logró superar el paro cardiaco y posteriormente venció a  la Escherichia coli, la sepsis y el coronavirus.

El pequeño, al que nombraron Archie Edwards, nació sin latidos en el Hospital General de Burnley en Lancashire (Inglaterra), el 1 de diciembre de 2020.

Los médicos lograron resucitar al bebé que nació muerto después de 40 minutos gracias a compresiones torácicas antes de colocarlo en un respirador, relataron los padres del niño.

A las cinco semanas de edad Archie contrajo E. coli, una infección bacteriana que le provocó sepsis.

Otras pruebas revelaron que el bebé también había contraído COVID-19 y se cree que es uno de los más jóvenes en contagiarse en Gran Bretaña, con solo 25 semanas de gestación.

Sin embargo, el niño luchó contra el coronavirus y la sepsis y en la actualidad se recupera satisfactoriamente  en la unidad de cuidados intensivos del Hospital. Se espera que regrese a su casa en marzo.