Árbitro despedido del fútbol mexicano señala racismo en su contra

Adalid Maganda tronó contra la Comisión de Arbitraje y su presidente Arturo Brizio, a quien acusa de discriminarlo.

Adalig Maganda, árbitro recientemente cesado de la Federación Mexicana de Fútbol, señala que fue despedido por racismo en su contra.

Tras reunirse esta semana con directivos del fútbol mexicano, le notificaron que ya no sería silbante debido a que no pasó dos exámenes físicos y a sus errores en el partido Toluca vs Querétaro, de la jornada 1.

En entrevista para Milenio-La Afición, dijo que se siente perseguido por su color de piel y que nunca reprobó los exámenes físicos; señala que tampoco fue capacitado, como al resto de sus compañeros, para la utilización del VAR.

Maganda amenazó con acudir a la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación en caso de que no sea restituido en su cargo; en 2018 se abrió un expediente dado que el silbante, también acusó de racismo en aquel entonces a Arturo Brizio, presidente de la Comisión de Arbitraje.