En semáforo naranja, casi lleno el estadio de Mazatlán en la Serie del Caribe

* Supuestamente se permitiría sólo el 45 por ciento del cupo, sin embargo, se apreciaron pocas butacas vacías en el partido de los Tomateros de Culiacán.

Sinaloa se encuentra en semáforo naranja, es decir, con alto riesgo de contagios por Covid-19, y se permitió el ingreso el 45 por ciento de los aficionados de Mazatlán para ver el partido de los Tomateros de Culiacán en la serie del Caribe, la cual se jugará toda la semana hasta el 6 de febrero.

Pese a la restricción de cupo, imágenes mostraron a un estadio Teodoro Mariscal casi lleno, con pocas butacas vacías, aún cuando previo al partido, el alcalde Luis Guillermo Benítez recorrió el inmueble para supervisar que se acatara la medida.

La Serie del Caribe, además de los Tomateros de Culiacán, la juegan representativos de Colombia, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela, cuyos jugadores arribaron desde sus respectivos países hace unos días al puerto sinaloense.

El duelo inaugural fue la victoria de los Tomateros sobre Colombia por 10-2.

Contrasta el porcentaje de ocupación del 45 por ciento con el de la Serie Mundial de Béisbol, que se jugó en Texas con menos del 30 por ciento de aficionados, quienes estuvieron separados a 1.8 metros de distancia, y cada uno con «pods» designados por orden.

Asimismo, la Serie Mundial contó con estaciones de gel antibacterial distribuidas en todo el estadio, y se prohibió el acceso a quienes no llevaran mascarilla.

Otro evento deportivo de magnitud mundial en Estados Unidos es el Súper Bowl, que el próximo domingo se celebrará en el Raymond James Stadium de Tampa Florida; el recinto con capacidad para 65 mil personas, contará únicamente con 22 mil aficionados, es decir, un tercio del cupo máximo.

Además, una buena parte de los presentes será personal médico invitado, a quienes se les regaló el boleto para que puedan estar presentes en el juego más importante de la NFL.