México pide a Canadá que retire suspensión de vuelos o habrá «crisis económica profunda»

* México, cuyo PIB depende en un 8,7% del turismo, espera que el gobierno canadiense dé marcha atrás.

México pidió a Canadá que retire lo antes posible la suspensión de vuelos a este país, anunciada el viernes para intentar frenar la propagación del COVID-19, advirtiendo que podría provocar una «crisis económica profunda». El gobierno mexicano «hace votos» para que la medida «pueda ser retirada lo más pronto posible a fin de prevenir una crisis económica profunda en la región», señaló la cancillería en un comunicado.

El propio primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció las nuevas restricciones de viaje diciendo que todas las aerolíneas, incluyendo Air Canada, estuvieron de acuerdo en cancelar «todos los destinos del Caribe y México» a partir de este domingo y hasta el 30 de abril». Además, extendió la exigencia de cuarentenas obligatorias para los viajeros procedentes del extranjero y, en breve, además, se exigirá también una prueba PCR negativa para entrar por tierra en el país.

«Con los desafíos que afrontamos actualmente con el COVID-19 tanto aquí como en el extranjero, todos estaremos de acuerdo en que ahora no es el momento de volar», dijo Trudeau. Lo vuelos procedentes del extranjero arribarán únicamente a Toronto, Vancouver, Montreal y Calgary. Trudeau anunció también que próximamente se impondrán pruebas obligatorias de COVID-19 en estos aeropuertos. Los viajeros tendrán que esperar los resultados hasta tres días en hoteles seleccionados y aprobados, estando obligados también a sufragar la estancia.

Pero desde México, que forma junto a Canadá y Estados Unidos el tratado comercial T-MEC, y los países del Caribe no habrá siquiera vuelos. Aeroméxico, la mayor aerolínea mexicana, informó que «suspenderá de manera temporal todas sus rutas con destino a Canadá a partir de la segunda semana de febrero», tras el anuncio canadiense. México, cuyo PIB depende en un 8,7% del turismo, espera que el gobierno canadiense dé marcha atrás.

«El Gobierno de México hace votos para que la más reciente medida anunciada por el primer ministro Justin Trudeau pueda ser retirada lo más pronto posible a fin de prevenir una crisis económica profunda en la región de América del Norte», consideró el Gobierno de México en un comunicado.