“Nunca esperé que me trataran así”, explica Esmeralda la señora de los pays agredida por un guardia

Espera que se haga justicia para que no les pase lo mismo a otros vendedores.

Con lágrimas en los ojos, Esmeralda, la comerciante a la que le fue arrebatado y tirado su producto, lamenta el trato denigrante que recibió de un guardia de seguridad privada en el estacionamiento de una plaza comercial.

“Que se haga la justicia que se tenga que hacer para que ya no vuelva a pasar eso ni conmigo, ni con nadie, ni con ninguna otra persona, de hecho yo no pensaba salir a vender porque me sentía muy cansada para hacer mis pays, pero como de ahora de la pandemia dijeron que iban a cerrar estos 3 días, pues me sentí obligada a salir cuando me sucedió esto”, dijo.

Ella y su familia se dedican al comercio, pero no todos los días sale a vender, ya que sufre de ataques epilépticos y sólo cuando se siente bien, es cuando aprovecha para hornear y salir a ofrecer sus productos, recorriendo varios lugares, hasta plantarse afuera de otra plaza, donde dice nunca le han hecho mala cara, al contrario, los trabajadores de ahí suelen consumirle.

“Yo solamente paso, no les quito nada, de hecho no me pongo de planta, ellos no venden mis pays, es pequeño negocio y nos les afecta a ellos en nada, no me pongo ni en la entrada, ando en los parqueaderos y pues yo iba pasando hasta llegar al puente para cruzar y ya irme a Soriana a vender mis pays”, expresó.

Ahora sólo le queda esperar a Esmeralda, ya que tanto el guardia de seguridad, como el personal de la plaza, no le han respondido, por el producto que perdió en el percance, dijo, serán las autoridades quienes se encarguen del asunto, pero pidió que no se quede impune, porque otro comerciantes puede pasar por su misma situación, si es que no se le castiga al guardia involucrado.