Era su padrino y las rehabilitaba de adicciones, pero ellas lo acusan de haberlas ultrajado

El acontecimiento sucedió en el 2006 mientras estaban en un centro de rehabilitación...

Tepic.- La Fiscalía General del Estado de Nayarit (FGE) confirmó la detención del líder de uno de los colectivos de buscadores de personas desaparecidas, al que identificó como Santiago “N”, por una denuncia que data de 2006, en que fue señalado por el presunto delito de violación agravada en contra de dos niñas.

“El día de hoy 28 de enero de 2021, aproximadamente a las 19:00 horas, elementos de la Agencia de Investigación Criminal ejecutaron una orden de aprehensión de fecha del 9 de octubre de 2006, emitida por el Juzgado Segundo de Primera Instancia del Ramo Penal de Tepic, Nayarit, en contra del inculpado Santiago “N” por el delito de violación agravada en agravio de dos menores de edad de identidad reservada y de iniciales S.K.C.L. y S.G.R.C.”, dijo la autoridad en un comunicado.

La FGE afirmó que emitió esta información como asunto público de interés social, debido a que el detenido es activista.

“Lo anterior se informa con detalle y prontitud, ya que actualmente el inculpado hoy detenido es activista en un tema muy sensible, lo que en todo momento se ponderó, pero ante la naturaleza y gravedad de los delitos materia de la orden de aprehensión, es una obligación de la fiscalía cumplir con el deber legal de su puesta a disposición del juez que lo requiere”, advirtió.

Sobre los hechos, la fiscalía adelantó que sucedieron entre los meses de marzo y abril de 2006, cuando el inculpado se desempeñaba como encargado de un centro de rehabilitación contra las adicciones conocido como “Laguna Azul” de Tepic, donde las dos menores referidas, eran internas.

“(…) debido a que son mujeres, su minoría de edad y las adicciones que padecían, pertenecían a un grupo vulnerable y a Santiago “N” como director del centro de rehabilitación y como su padrino, le debían obediencia ya que si no realizaban lo que él indicaba recibían castigos, como sentarse en un bote todo el día sin moverse, las amarraban de pies y manos, metiéndolas al agua fría; permanecer hincadas durante todas las reuniones y cuando el padrino les hablaba tenían que hincarse frente a él, ya que lo reconocen como una persona agresiva y violenta”, relató la autoridad.

También en el comunicado, el organismo señaló que las niñas fueron agredidas sexualmente durante viajes y tras obligarlas a realizar actividades forzadas en otros municipios; además de otras en las que estarían involucrados otras dos personas adultas – que omitimos para resguardar la dignidad de las presuntas víctimas-.

Según la FGE existen diversos testigos de estas acciones, quienes han declarado ante la autoridad para seguir el curso de la investigación que inició en 2006, cuando además hubo una orden de detención y fue suspendida, pero se reactivó en 2019 a partir del reclamo de una de las víctimas.