Ya vinculado a proceso, Luis Manuel Hernández desde la cárcel: “resistiré, no hagan disturbios”

* El imputado continuará detenido por el tiempo que duren los juicios; se ha reservado el derecho de declarar sobre los cargos que pesan en contra.

Este viernes, en audiencias de continuación de las causas penales 53/2021 y 82/2021 que se siguen al dirigente del Sindicato de Empleados y Trabajadores de la Universidad Autónoma de Nayarit (SETUAN), Luis Manuel Hernández Escobedo, jueces de control dictaron por separado autos de vinculación a proceso, en el primer caso por el probable delito de daño en las cosas agravado relacionado con el incendio en el Edificio Administrativo de la UAN ocurrido en febrero del 2017, y por los delitos de peculado y ejercicio indebido de funciones.

Siempre de manera extraoficial, se conoció que las audiencias se habrían efectuado por videoconferencia, con enlaces a través de medios electrónicos desde el Centro Regional de Justicia Penal, la Fiscalía General del Estado (FGE), el despacho de la defensa particular, y la penal de Tepic en que Hernández Escobedo se encuentra. Y ello, como medida de seguridad tras las protestas  realizadas por trabajadores universitarios, en especial la tarde-noche del domingo 17 en el bulevar Tepic-Xalisco, precisamente afuera de la prisión estatal.

El auto de vinculación a proceso no prejuzga sobre la responsabilidad de una persona, sino que abre la etapa de investigación complementaria, que en este caso se estableció de un mes para el asunto del incendio, y de tres meses respecto al peculado y ejercicio indebido de funciones.

Mientras tanto, el imputado continuará detenido por el tiempo que duren los juicios.

Un aspecto que se conoce es que, como ocurre con frecuencia en una audiencia, Luis Manuel Hernández se ha reservado el derecho de declarar sobre los cargos que pesan en contra, advertido previamente por el juez de que lo que diga puede ser utilizado en su contra.

Por lo general, a la inmensa mayoría de los imputados su defensor le sugiere guardar silencio para luego establecer una estrategia jurídica.

Lo anterior resulta un tanto irónico puesto que Hernández está hecho al debate y a exponer por largo tiempo cuando toma un micrófono.

Como ya ha sido informado por este reportero, el dirigente del SETUAN interpuso un juicio de amparo contra actos de incomunicación, y se le concedió una suspensión de oficio y de plano.

Este reportero repite al lector que, se conoce extraoficialmente, el imputado habría hecho llegar un mensaje breve a su familia y a su equipo más cercano del SETUAN, diciéndoles que está bien, que resistirá, que entiende el entorno político en su situación, pero les pide unidad en torno a la Universidad –que está en huelga por falta de pagos- y que no realicen disturbios.

La disputa legal se prevé será fuerte y no sólo por los cargos en contra. Para empezar, por el hecho de que los abogados defensores no estuvieron junto al imputado en la audiencia del lunes como lo plantearon, sino por videoconferencia (esa noche, una nota de este reportero informó erróneamente que sí habían podido ingresar a la penal).

Sin embargo, cabe añadir que no se trataría de las únicas causas penales que se abrirán contra Luis Manuel.

Los datos recogidos orientan que el proceso por peculado y ejercicio indebido de funciones abordan lo relacionado con presuntas irregularidades en un préstamo de la Universidad al SETUAN, más aún no estaría agregada la información proporcionada por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, que habría documentado el uso de millonarios recursos que desde el sindicato pasaron a cuentas bancarias de Hernández Escobedo y luego a casinos.

Se deduce que tal situación estaría en otra carpeta de investigación de la Fiscalía que próximamente será turnada a juicio, o que se anexará en la presente etapa complementaria.

Como lo ha informado este reportero, en las dos causas penales fue dictada la medida cautelar de prisión preventiva: de oficio en el caso del incendio, y justificada por lo tocante al peculado. En el primer caso en razón del uso de gasolina, considerado acelerante explosivo, mientras en el otro se habría estimado la influencia que Hernández tiene en numerosas áreas de la Universidad, lo que podría obstaculizar la investigación.

La estrategia de defensa versaría en el sentido de que el imputado no es funcionario universitario, sino líder sindical, por lo que resultaría imposible la comisión del peculado.

La Fiscalía habría obtenido la declaración de un individuo –ya condenado por el siniestro- en el sentido de que alguna vez escuchó decir a otra persona que “el líder” había dicho que iba a deshacerse de documentos.

Tras las audiencias de vinculación a proceso de este viernes, primero la del incendio y luego la de peculado y que concluyeron cerca de las siete de la noche, seguramente se interpondrán recursos de amparo o de apelación.

* Esta información es publicada con autorización de su autor. Oscar Verdín Camacho publica sus notas en www.relatosnayarit.com