Cierre de escuelas ante la pandemia debe ser el último recurso, recomienda la OMS

Las  academias no son centros de superpropagación, considera el organismo.

«Los cierres de escuelas deben ser un último recurso, deben ser temporales y sólo a nivel local en las zonas de transmisión intensa» del virus, subraya la OMS, al unísono de la Unesco y Unicef, según el informe difundido este miércoles por la agencia EFE.

«varios estudios han demostrado que la reapertura de las escuelas no había correspondido a aumentos significativos de transmisión en la comunidad o a picos de infección», subraya el organismo.

«Las pruebas de la utilidad de cerrar las escuelas para reducir la transmisión dentro de la comunidad son variadas», y destaca que el descubrimiento a finales de año de nuevas cepas más contagiosas «requiere más análisis -por sexo y por edad- para medir si el impacto en los niños podría diferir» del de la cepa original.

Si se descubre que los niños se ven más afectados, las medidas de salud pública podrían tener que ajustarse, recomienda la OMS.

Las escuelas no son focos de superpropagación, salvo en algunos casos en que las medidas de protección no se han aplicado correctamente», señala la OMS.

«Cuando la transmisión en la comunidad es baja y se adoptan las medidas de prevención adecuadas, es poco probable que los niños y las escuelas estén a la vanguardia de la transmisión», señala la agencia.